Ouzounova/Splash / SplashNews.com / GTRES

Katy Perry ya se olía la tostada de su pedida de mano

Si es que tonta no es.

CARMEN RAYA | CUORE.ES -

En San Valentín y con un montón de familiares y amigos a su alrededor. Esta fue la manera en la que Orlando Bloom (42) decidió pedirle matrimonio a Katy Perry (34). Una relación que comenzó en 2016 y que ha contado con numerosas idas y venidas. Pero mira, al final les ha pasado como a Liam Hemsworth y a Miley Cyrus, que parecía que no, pero al final ha sido que sí. 

Aunque ambos ya estuvieron casados previamente, Katy con Russell Brand y Orlando con Miranda Kerr, la idea de volver a pasar por el altar no parece asustarles. De hecho, desde que se comprometieron no paran de hablar de ello públicamente. Y eso que les costó un montón dejarse fotografiar juntos de manera oficial.

Y con eso de que ahora todo el mundo está pendiente de cómo y dónde será la boda, la cantante ha decidido deleitarnos con más detalles sobre la petición de mano y sobre cómo ella ya sabía que Orlando estaba tramando algo

"Era el día de San Valentín y yo tenía que trabajar ese día. Recuerdo que me reuní con él en el restaurante italiano donde habíamos quedado y vi que se había afeitado y que no llevaba zapatillas. Fue entonces cuando supe que algo estaba ocurriendo. Después de la cena, subimos al helicóptero y me pidió matrimonio. después aterrizamos en un edificio y allí estaban todos mis amigos y familiares para celebrarlo con nosotros. Estaba todo lleno de flores. Él es genial. Le quiero mucho", ha dicho.

A ver, amiga Katy, ¡cómo para no quererlo! Es que cómo ha sido este momento "nos subimos en el helicóptero". ¡Pero esto qué es! ¿Cincuenta sombras de Grey? Pero nada, parece ser que las celebrities se lo montan así, con helicópteros. Que claro, ya sabiendo esto lo mismo nos esperamos a la pareja llegando en avión a su boda. Tiempo al tiempo.