Raoul Gatchalian / GTRES

Los ovarios le juegan una mala pasada a Kate Beckinsale

Ingresada en el hospital.

CUORE.ES -

Kate Beckinsale ha dejado de lado el tono bromista habitual de su cuenta de Instagram para informar a todos sus seguidores de que se encuentra ingresada tras sufrir una dolorosa ruptura en un quiste ovárico.

Vamos, que el plan de Kate para el sábado noche no ha resultado en absoluto divertido. La actriz ha recurrido a sus redes sociales para contar que permanece ingresada en el hospital un problema con un quiste y el hecho de que no haya realizado ninguna de sus bromas habituales sobre el aspecto que luce en las fotos que ha compartido en su Instagram, en las que aparece con el gesto compungido y tumbada en la cama, es una prueba de lo mal que se encuentra.

"Resulta que la ruptura de un quiste en el ovario duele mucho y encima la morfina me hace llorar. Me siento muy agradecida por toda la gente que me ha estado cuidando", ha escrito junto a la imagen.

Por el momento no ha querido dar más detalles sobre ese bache de salud, por lo que aún no se sabe si en su caso ha sido necesario que pasara por quirófano, aunque lo habitual es que solo se recurra a esa opción en las situaciones más graves.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Turns out a ruptured ovarian cyst really hurts and morphine makes me cry. So thankful to everyone who looked after me #wobbly❤️

Una publicación compartida de Kate Beckinsale (@katebeckinsale) el

¡Ponte buena Kate!