ShotbyJuliann / GTRES

La última ida de olla de Kanye West: construir un muro alrededor de su casa

Kanye West está descontrolado y enladrillado, ¿quién lo desenladrillará?

HENAR LANGA | CUORE.ES -

Mira, hasta aquí hemos llegado con Kanye West (43). La historia de su vida se le está yendo de las manos, está descontrolado y enladrillado ¿quién lo desenladrillará? Pues alguien que esté muy fuerte o una máquina, porque se va a amurallar toda la casa. Uno nunca está lo suficientemente a salvo cuando es tan rico y famoso como él. ¡Qué miedete!

Pero vayamos a lo importante, su última ida de olla en las redes sociales.

A ver, te contamos con pelos y señales lo que ha pasado. Y es que Kanye West está teniendo una gran movida (y no con las elecciones, que también) sino con las productoras con las que tiene firmados sus contratos musicales. Al parecer se siente un poco esclavizado por la presión que ejercen sobre él estas empresas y ha empezado a desembuchar en Twitter todo lo que siente al respecto. Nada bueno.

 

 

Para empezar ha comentado que "la esclavitud es una elección", a la vez que ha compartido un vídeo con un muro que está creando alrededor de su mansión de Los Ángeles (con unas paredes altas similares a las que tiene el rancho de Wyoming). Y seguidamente ha comenzado a escribir un montón de tuits en los que explica que quiere finiquitar su contrato con Universal y Sony. De hecho, no descarta emprender acciones legales contra ellos, así lo ha constatado.

 

 

Y mientras se queja en las redes sociales del tema de las grandes empresas musicales, busca el apoyo de distintos raperos que cree que deberían de apoyar su nuevo proyecto musical. Un álbum cristiano, que hable sobre la fe y cosas de este tipo en las que se ha ido metiendo desde que se ha vuelto cura y organiza sus propias misas musicales. Eso sí, hasta que no finiquite sus contratos con Sony y Universal no piensa hacer más música, según ha explicado en Twitter.

Todo ello con mensajes loquísimos como el siguiente: "Necesito ver los contratos de todos en Universal y Sony. No voy a ver cómo esclavizan a mi gente. Estoy arriesgando mi vida por mi gente. La industria musical y la NBA son barcos de esclavos modernos. Soy el nuevo Moisés". Entre muchas otras idas de olla.

 

 

Al parecer nadie ha contestado a sus mensajes, desde las empresas musicales, y finalmente ha compartido una conversación con lo que parece ser su abogado. Vamos, que va directo y concienciado a acabar con su contrato por las buenas o por las malas. (Bueno, en realidad todo el rato por las malas).

Vamos, que parece que le queda un largo litigio con los que lo han ayudado a llegar a lo más alto de la cultura del rap y de la música. ¿Cómo acabará esta paranoia? Pues tendremos que esperar para verlo, y seguro que lo veremos. Porque visto lo visto Kanye West ya no es capaz de distinguir entre los asuntos privados y los asuntos públicos, tiene una realidad muy distorsionada que le está afectando al coco... ¡Menudo panorama!