SplashNews.com / GTRES

Kanye West ha durado cinco minutos como candidato a 'presi'

Calienta, Kim Kardashian, que sales. 

ROCIO ROBLEDO | CUORE.ES -

Vaya, vaya, vaya... Parece que Kanye West (43) ha echado el freno y ya no le veremos postulándose como candidato a presidente de los EEUU. Una mala noticia para el rapero pero... ¿Una buena para Kim Kardashian (39)? Nosotras seguimos erre que erre con que la que debería presentarse es la reina del contouring. No tenemos dudas y estas son nuestras razones, aunque por lo que sabemos, la familia West Kardashian no pondrá en principio un pie en la Casa Blanca, ya que Kanye se ha retirado de la candidatura. 

Según publican varios medios americanos como el New York Magazine's Intelligencer, Kanye no ha tenido los suficientes apoyos como para poder presentarse firmemente y al final ha tenido que recular, tan solo unos días después de que soltara el bombazo en Twitter"Ahora debemos darnos cuenta que le hicimos una promesa a los Estados Unidos al confiar en Dios, unificar nuestra visión y construir nuestro futuro. Me postulo para presidente de los Estados Unidos # 2020VISION". Pues ya no. 

De momento Kanye no ha dicho ni mu, pero Just Jared asegura que Steve Kramer, uno de los señores de su equipo de campaña, ha dicho que no hay más tu tía: "Se ha acabado". Fin del violín. "No tengo nada bueno o malo que decir sobre Kanye. Todo el mundo sabe que es su decisión personal y por qué razón toma esas decisiones", ha asegurado. "Presentarse como presidente tiene que ser una de las cosas más duras para alguien que esté a ese nivel... Cualquier candidato que se presenta a la presidencia por primera vez pasa por estos altibajos". 

Recordemos que Kanye está pasando por unos momentos complicados debido a su bipolaridad, algo que preocupaba enormemente a toda su familia, sobre todo a Kim, quien mostró su apoyo a su marido cuando anunció su candidatura. 

Por el Twitter de Kanye aun no hay ninguna explicación de lo sucedido y lo único que podemos ver es que al diseñador le encanta esta silla (que en la Casa Blanca la verdad que no la vemos).