GTRES

Un ambulancia en el rancho: Kanye West junta médicos y 'paparazzi' en su casa

Una velada variadita, la verdad.

CUORE.ES -

Cuando piensas en invitar a gente a tu casa de vacaciones, ¿qué se te ocurre? Da igual, no hagas ni el ejercicio porque la combinación de Kanye West (43) es, como todo lo que él hace (para bien y para mal) muy diferente a lo que tú harías. En unas horas, por su rancho de Wyoming, en el que vive encerrado y desde el que manda sus mensajes a su mujer, su familia y en general al mundo, han pasado Justin Bieber, una ambulancia y varios 'paparazzi'.

Pero vamos a lo importante: ¿está recibiendo por fin tratamiento médico? Recordemos que el cantante y diseñador sufre un trastorno bipolar y la propia Kim Kardashian (39) así defendía a su marido y esos tuits que le dedicaba y él, por su lado, decía que ella (y Kris -Jong-Un' Jenner) habían intentado que los facultativos entrasen en su casa pero no pensaba dejarles pasar. Bueno, pues aunque se desconoce qué ocurre exactamente dentro del rancho, parece que Kanye intenta contar una versión diferente de lo que está pasando, omitiendo que sufre esta enfermedad desde hace años y haciendo como que solo tuvo un sustito de nada.

Al parecer, el sábado 25 de julio por la tarde Kanye apareció en un hospital cercano a su propiedad. Entró en Urgencias y duró diez minutos: según fuentes cercanas, que han hablado con el portal TMZ, fue allí por un ataque de ansiedad pero vio mucha gente, se agobió y se marchó. Entonces alguien de su séquito (porque lo sorprendente es que en el rancho no está solo, ni mucho menos), acordó con el centro que enviasen una ambulancia a su casa que, como puedes comprobar en las imágenes, así hizo.

Una vez allí, le midieron las pulsaciones y la tensión y se marcharon porque determinaron que su vida no corría peligro.

Y ese es todo el contacto que ha tenido con los sanitarios. Todo esto, para que te sitúes, ocurría una hora después de lanzar una disculpa pública a Kim Kardashian, tras la cual pensábamos que tendría lugar una reconciliación, un tratamiento para Kanye... Pero no, con la 'visita del médico' más corta de la historia terminaba su buena intención.

Y ahí no acaba la cosa (por si pensabas que estamos pensando mal del 'teatrillo' de Kanye), resulta que, además, después de lanzar el mensaje, de pasar por el hospi y marcharse porque hay mucha gente (igual lo de la pandemia mundial no le ha llegado), de hacer que una ambulancia fuese a mirarle la tensión... Kanye decidió invitar a los 'paparazzi' a su casa: entraron cuatro, los tuvo esperando dos horas, salió, habló con ellos diez minutos, les dijo que quería "controlar la narrativa" de su situación y se marcharon.

Vamos, que quizá está más preocupado por seguir lanzando sus mensajes al mundo que por su salud, así que de momento... Sin noticias de las Kardashian ni mejoras de salud mental por allí.