Kevin Mazur / GETTY

Kaia Gerber se ha hecho un tatuaje casero

Poca broma.

CARMEN RAYA | CUORE.ES -

Parece que Kaia Gerber y Presley Gerber, los dos hijos de Cindy Crawford, se han propuesto descubrir quién puede hacerse más tatuajes en el menor tiempo posible: aunque la modelo tiene más de media docena repartidos por todo el cuerpo, los de su hermano mayor son más llamativos gracias, entre otras razones, a que no pone límites y se ha atrevido a hacerse uno incluso en la cara.

En un principio, lo lógico sería pensar que esta especie de 'competición' ha quedado suspendida durante el período de aislamiento, en vista de que la mayoría de negocios permanecen cerrados, pero eso no ha conseguido pararle los pies a Kaia.

"Lo he estado pasando mal porque unos de mis pasatiempos favoritos es hacerme tatuajes y ahora mismo no hay nadie disponible, así que mientras tanto me he hecho uno yo misma con aguja y un poco de tinta, lo cual no recomiendo a nadie", ha confesado la estrella de las pasarelas en una entrevista a Glamour. "Creo que ahora siento un renovado respeto hacia los tatuadores. No es nada sencillo".

A diferencia de Margot Robbie, que cuenta con su propio instrumental y no duda en tatuar a sus compañeros de reparto cuando se lo permiten, con resultados cuestionables, Kaia ha preferido no pasarse de ambiciosa y se ha confirmado con algo discreto en la línea del estilo minimalista que siguen todos sus grabados.

"Me he hecho un punto, solo para poder decir: 'Bueno, este mes me he hecho al menos un tatuaje, no pasa nada'", ha desvelado.