Andy Kropa / GTRES

¡Hora de dar la cara! Los hermanos cómplices de Jussie Smollett se sinceran

Arrepentidos. 

CUORE.ES -

Abimbola 'Abel' Osundairo y Olabinjo 'Ola' Osundairo, los otros dos implicados en la agresión presuntamente falsa que Jussie Smollett habría organizado para elevar su perfil mediático, han emitido un comunicado público en el que se disculpan por el papel que jugaron en un caso que generó una repercusión internacional al tratarse de un ataque por motivos homófobos y racistas contra una de las entonces estrellas emergentes de la pequeña pantalla.

"Mis clientes lamentan profundamente su implicación en esta situación, y son conscientes de cómo ha afectado a otras personas a lo largo y ancho del país, en particular a las minorías y especialmente a aquellos que sí han sido víctimas de crímenes de odio", reza el mensaje difundido por su representante legal.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Hip-HopVibe.com (@hiphopvibe1) el

Los dos hermanos fueron arrestados inicialmente como sospechosos en la investigación policial acerca de la brutal paliza que el intérprete aseguraba haber recibido el pasado 29 de enero de madrugada a la salida de un restaurante de comida rápida. Sin embargo, fue su testimonio en el que hizo dar un giro radical al caso cuando aseguraron que Smollett les había pagado 3.500 dólares para que se hicieran pasar por simpatizantes del movimiento MAGA [el eslogan 'Make America Great Again', popularizado por el presidente Trump] y fingieran propinarle una paliza, además de atarle una cuerda al cuello.

En aquel momento el también cantante pasó de ser considerado por las autoridades una víctima a un potencial sospechoso, según explicó el superintendente de la policía de Chicago en una mediática comparecencia en la que afirmó que Smollett había orquestado todo el asunto porque no estaba contento con su salario en la serie Empire y su estrategia inicial, enviar una carta con amenazas de muerte a su nombre a los estudios de la Fox, no había recibido la atención mediática que esperaba.

Por el momento, se desconoce si los hermanos Osundairo serán acusados formalmente de algún delito. Por su parte, el actor, que ha mantenido en todo momento su inocencia y asegura haber sido víctima de "un espectáculo organizado por las autoridades que no debería tolerarse en el sistema legal americano", permanece en libertad tras pagar una fianza de 10.000 dólares y se espera que el 14 de marzo comparezca de nuevo ante la justicia acusado de un delito grave por presentar una denuncia falsa en relación con el supuesto ataque que afirmaba haber sufrido.

Su futuro personal y profesional permanece, por ahora, en el aire. De momento, su personaje en la serie 'Empire', que le dio la fama, ha sido eliminado de los dos últimos episodios de la actual temporada bajo el pretexto de evitar interrupciones en la grabación de la ficción televisiva.