Fox

Jussie Smollet, culpable de su agresión... Para pedir aumento de sueldo

Para ser actor, no controló mucho el teatrillo.

CUORE.ES -

La policía de Chicago acaba de ofrecer una rueda de prensa durante la que se ha confirmado que el actor Jussie Smollett orquestó la agresión homófoba y racista de la que aseguraba haber sido víctima en la ciudad el 29 de enero alrededor de las dos de la madrugada.

Según ha afirmado el superintendente Eddie Johnson ante los medios allí congregados, el protagonista de la serie 'Empire' pagó 3.500 dólares a los dos hermanos que fueron arrestados en relación con el caso poco después tras aterrizar de un vuelo procedente de Nigeria, donde acababan de pasar unos días. Ambos confesaron el papel de cómplice en lo ocurrido del actor tras casi 48 horas bajo custodia.

También se ha aclarado que uno de ellos trabajaba o había trabajado en la producción de Fox que hizo famoso a Jussie y que existen pruebas (en forma de registros telefónicos) de que estuvieron en contacto antes y después del supuesto ataque.

Respecto a las lesiones que Jussie parecía presentar en el momento en que acudió a denunciar la paliza que supuestamente había recibido, se cree que la gran mayoría de ellas se las habría infligido él mismo.

En la entrevista que Jussie Smollett concedía hace unos días al programa 'Good Morning America', cuando aún era considerado por las autoridades como una víctima, él afirmó que esperaba que los agentes encontraran algún vídeo obtenido por cámaras de seguridad de la calle para demostrar que se había defendido y servir de inspiración a los jóvenes del colectivo LGBTI+.

Ahora el superintendente ha expresado su convicción de que la intención del actor era que toda la pantomima quedara documentada por una cámara que se encontraba en las inmediaciones y que, sin embargo, al final resultó no estar enfocada en el ángulo adecuado.

Al parecer, los motivos que llevaron a Jussie a fingir que había sido víctima de un crimen de odio serían puramente financieros, ya que no estaría satisfecho con su salario en la serie. En un principio habría optado por enviar a los estudios de la Fox una carta con amenazas de muerte a su nombre, pero cuando esa estrategia no obtuvo la atención mediática que esperaba, recurrió a la táctica de presentarse como un superviviente de un despreciable acto de violencia.

Para concluir, el portavoz de la policía de Chicago ha lamentado que un joven afroamericano haya utilizado un símbolo con un significado tan terrible en la historia de la comunidad negra como el de una soga atada al cuello (que hizo que le colocaran o se colocó durante la agresión ficticia) para realizar falsas acusaciones. Eddie Johnson ha cerrado su intervención declarando que Jussie Smollett debe una disculpa a la ciudad de Chicago, cuyo buen nombre ha ensuciado, y que debería admitir lo que hizo y ser lo bastante hombre como para ofrecer lo que debería ofrecer en referencia a todos los recursos que se dedicaron a su investigación.

El actor permanece por ahora bajo custodia (se entregó voluntariamente) a la espera de una vista que estudiará su posible puesta en libertad bajo fianza, y se enfrenta a una condena de entre uno y tres años de cárcel por presentar una denuncia falsa sobre un delito grave.