Daniel Gonzalez / GTRES

Peligro: Jorge Javier sufrió el ictus y... Se subió a un avión

CUORE.ES -

Que nadie se alarme, pero Jorge Javier Vázquez (quien, para alegría y descanso de muchos, se encuentra mucho mejor después de su operación), ha explicado cómo, cuándo y dónde sufrió el ictus que le ha llevado a pasar por quirófano. Sobre todo, y lo que más le ronda la cabeza a la presentador es que, sin saberlo, tras sufrir este ataque estando de fin de semana en Marrakech, cogió un avión de vuelta a España.

Ha sido el propio Jorge Javier el que lo ha contado en 'Sálvame', uno de los programas que conduce, por vía telefónica desde el hospital: "Es un episodio del que podía haber salido francamente mal."

Sus compañeros, preocupados pero más tranquilos al saber que el presentador podía hablar tranquilamente e incluso bromear con ellos (e incluso emocionarse junto a Belén Esteban, por haberle enviado una estampita para que lo acompañase en su recuperación), especificaban que ese viaje, precisamente, y el hecho de haber estado toda una semana trabajando y haciendo su vida sin saber que en realidad se encontraba en estado muy grave ("Gravísimo, llegó a decir el doctor", señalaba Jorge al recordar cómo fue el cateterismo donde detectaron el problema).

Al parecer, y en palabras del presentador, este había estado de fin de semana cuando todo ocurrió: "Tuve un antecedente y es que el fin de semana anterior me desmayé y estuve inconsciente durante dos o tres minutos. Y anteriormente había tenido mareos presentando 'GH DÚO', tuvo que venir el servicio médico porque me mareaba. El sábado [16 de marzo] tuve que venir al hospital porque me dolía mucho la cabeza.".

Así, y tras las pruebas, los médicos le explicaron que el problema venía desde días atrás, que le había dado cuando se desmayó el fin de semana: "El ictus me dio en Marrakech y cogí un avión... Y la consecuencia podía haber sido muy grave. Lo único que puedo hacer es dar gracias porque no quiero recrearme en lo que podía haber sido."

Su objetivo ahora es recuperarse, como es lógico, pero tal y como le dejaba claro en varias ocasiones a sus compañeros y la audiencia: "Haré lo que me mande el médico, pero no quiero vivir con miedo."