Matt Winkelmeyer / GETTY

Y el sucesor de Julio Iglesias es... John Mayer

CUORE.ES -

Aunque él mismo asegure que en los últimos años se ha convertido en una especie de 'apestado' entre las 'celebs', lo cierto es que la reputación de mujeriego que precede a John Mayer tiene una base muy real y ha dado para mucho. 

En el programa a modo de 'talk show' que el cantante viene realizando cada domingo en forma de directos de Instagram, y que ha titulado 'Current Mood', ya había realizado varias declaraciones jugosas acerca de su vida sentimental, pero en el último episodio en que ha tenido como invitada a la humorista Cazzie David ha ido un paso más allá animándose a dar detalles sobre las intimidades de su dormitorio.

"Probablemente cuando era un veinteañero sí que utilicé mi música para ligar, y eso no quiere decir que el sentimiento fuera menos sincero", reconoció el artista responsable del inolvidable tema 'Your body is a wonderland'.

"Nunca he hecho el amor mientras sonaba mi música, pero sí que alguna chica me ha pedido que cantara algunas de mis canciones en lo que se podría considerar como los preliminares. No era una canción específica, ni siquiera una chica en concreto", añadió para dar a entender que se trata de una situación con la que se ha topado en más de una ocasión y en la que considera que sería muy grosero negarse a complacer a la otra persona.

Por supuesto, y en vista del rumbo que estaba tomando la conversación, su interlocutora aprovechó para interrogarle acerca de las parejas sexuales que había tenido, sin pedirle que ofreciera una cifra concreta pero sí que al menos revelara si ese número se encontraba más cerca de 800 o de 500. 

"Me gustaría saber si a la gente le choca que yo me haya acostado con menos de 800 personas. Creo que mis fans me conocen y se lo imaginan", afirmó Mayer, que se situó en la categoría "por debajo de 500" y no pudo sino sorprenderse de que ese dato le hiciera parecer "mejor chico" a ojos de muchos de los espectadores que estaban siguiendo la retransmisión y que así lo dejaron patente en la sección de comentarios.

Pese al evidente poder de atracción que ejerce, o al menos ejercía, sobre el sexo opuesto, Mayer insiste en que no es oro todo lo que reluce. En su caso concreto, el hecho de que sus relaciones con estrellas como Katy Perry, Taylor Swift, Jennifer Aniston, Jennifer Love Hewitt o Hailey Baldwin hayan sido tan mediáticas tampoco ayuda a la hora de convertirle en un novio deseable o en una conquista de una noche de la que al menos no avergonzarse.

"No creo que a la gente le atraiga ya demasiado la idea de poder decir: 'Me acosté con John Mayer", concluye acerca de ese cambio que se ha producido en su imagen pública.