Ian West / CORDON

John Legend y Chrissy Teigen nos alegran con un concierto virtual y algunas escenas de matrimonio

Son súper divertidos.

MONICA HERAS | CUORE.ES -

En Lós Ángeles todos los eventos públicos están cancelados a causa del coronavirus y las 'celebs' están encerradas en casita, como el resto de nosotros, intentando mantenerse ocupados, positivos y cuerdos. Así han aparecido en escena virtual John Legend y Chrissy Teigen (34) para hacernos pasar un muy buen rato.

La pareja ha dado un concierto en vivo y en directo a través de Instagram y el resultado ha sido divertidísimo. Previamente la presentadora preguntó a sus seguidores que cuál pensaban que sería el 'dress code' ideal para la ocasión, así que la vimos aparecer en toalla sentada en el piano de su marido mientras él nos deleitaba con algunas de sus canciones. 

via GIPHY

El repertorio fue variadito, desde el último single del cantante, 'Conversations in the Dark', hasta 'Beauty and the Beast', una de las favoritas de su hija Luna. Mientras tanto, Chrissy iba contando algunas anécdotas acerca de las canciones, como la de 'Everybody Knows', que le recuerda a una breve ruptura que tuvieron durante una gira. Dice que no podía irse a casa y estaba obligada a ir a todos sus conciertos, sentarse en primera fila y verlo cantar mientras ella lloraba a lágrima viva.

Pero por si esto fuera poco, a lo largo del día también los hemos visto cocinar pollo frito, discutir mientras lo hacían en plan 'matrimoniadas' y lidiar con los hijos... como cualquiera. vamos. La transmisión llegó a tener cerca de 120 mil espectadores y aún puedes pillarla en el perfil del hombre más sexy del mundo.

Otra cosa tenemos que contarte, amiga, es que lo que no faltó nunca fue el vino y ya sabes lo clara y transparente que es Teigen así que no se cortó un pelo en confesar a través de Twitter: "Jo**r, estoy muy borracha de los directos y tengo una sesión de terapia por Skype en 20 minutos. Es que no puedo ni ver". Y más tarde añadió: "La he cancelado, no os preocupéis. Voy a echarme una siestecita". Lo que viene siendo "a dormir la mona", pero oye, qué rato más bueno nos han dado.