J.K Rowling confiesa que fue víctima de abuso doméstico y agresión sexual

Un duro pasado.

CARMEN RAYA | CUORE.ES -

Están siendo momentos muy complicados para J.K Rowling, autora de la exitosa saga 'Harry Potter'. Tras unas desafortunadas declaraciones sobre identidad de género (declaraciones por las que Daniel Radcliffe y Emma Watson se posicionaron en su contra), ahora la escritora ha decidido explicar en un comunicado por qué decidió expresar su polémica opinión. 

"He estado en el ojo público más de veinte años y nunca he hablado públicamente de que soy una superviviente de abusos domésticos y agresión sexual. No porque me de vergüenza que eso me sucediera, sino porque son eventos traumáticos de recordar. Hace poco tiempo le pregunté a mi hija cómo se sentiría ella si yo fuera públicamente sincera sobre esa parte de mi vida y me animó a seguir adelante".

"No he escrito este ensayo con la esperanza de que alguien me saque un violín, ni siquiera uno pequeño, ya que me siento extraordinariamente afortunadada. Solo he mencionado mi pasado porque, como cualquier otro ser humano en este planeta, tengo una historia de fondo compleja, que da forma a mis miedos, mis intereses y mis opiniones. Nunca olvido esa complejidad interior cuando estoy creando un personaje de ficción y ciertamente nunca lo olvido cuando se trata de personas transgénero". 

"Mi vida ha sido moldeada por ser mujer. No creo que sea odioso decir eso. Menciono estas cosas ahora no en un intento de obtener simpatía, sino por solidaridad con la gran cantidad de mujeres que tienen historias como la mía, que han sido tratadas como fanáticas por tener preocupaciones en torno a los espacios de un solo sexo. Me las arreglé para escapar de un primer matrimonio violento con cierta dificultad, ahora estoy casada con un hombre verdaderamente bueno y con principios, segura y protegida de una manera que ni en un millón de años esperaba".

"Sufrí un asalto sexual a mis veinte años en un momento en el que yo era muy vulnerable y ese hombre aprovechó la oportunidad. Las cicatrices dejadas por la violencia y la agresión sexual no desaparecen, no importa cuán amado seas y no importa cuánto dinero hayas ganado".