GTRES

Algo le quita el sueño a Jennifer Lopez...

Y no es Drake. 

ROCIO ROBLEDO | CUORE.ES -

Se avecina tormenta para Jennifer Lopez (50). A partir de ahora le va a costar coger el sueño y no es porque Drake se lo quite, no. 

La cantante se ha llevado un buen palo en los juzgados al conocerse que la orden de alejamiento que pidió contra el hombre que lleva acosándola años y años, no tendrá efecto alguno. ¡Qué fuerte! 

Y claro, la pobre tiene tal preocupación que no le llega la camisa al cuello... 

Así que JLo ha tomado cartas en el asunto y se ha puesto manos a la obra con sus abogados para intentar revocar esta decisión y conseguir la orden de protección para la diva del Bronx. A JLo lo que más le preocupa es que les pueda pasar algo a sus gemelos Max y Emme y que el acusado les haga algún daño al tener un historial criminal bastante curioso. 

La cosa se remonta tiempo atrás cuando la artista denunció que este hombre, Timothy McLanahan, la había seguido desde California hasta su casa en Las Vegas. Por ello le imputaron que se presentara sin permiso en la residencia de la celeb y, además, que la acosara bombardeándola a correos electrónicos día sí y día también y también, por enviarle regalos tipo ramos de flores que a Jlo le daban más asco que otra cosa. 

McLhanan tenía prohibido acercarse a menos de 100 metros de ella, pero ahora que el juez ha dictado sentencia, la cosa se complica y pinta fea para JLo.

Según 'TMZ', la decisión del juzgado se debe a que en la audiencia del 4 de enero, los abogados de la cantante solicitaron al magistrado que extendiera la orden de alejamiento pero al no dar con el supuesto acosador y no poder darle los documentos, el juez le dio carpetazo al tema. 

¡Pues vaya toalla! 

¿Dónde estará este hombre? A partir de ahora JLo tendrá que dormir con un ojo abierto. Eso, o mejor que contrate bien de seguratas a lo Kardashian o que ponga a Drake en la puerta cual perrito guardián. 

¡Ánimo, JLo