LIONEL CIRONNEAU / GTRES

¡Shock real! Jennifer Aniston invita a Brad Pitt a su 50º cumpleaños

Y hay fotos.

CARMEN RAYA | CUORE.ES -

Estamos LIVING con el reencuentro que ha tenido lugar este fin de semana en Hollywood. Y los culpables de este casi paro cardiaco sin Jennifer Aniston (50) y Brad Pitt (55). El que fuese el matrimonio más envidiado de Hollywood, y del mundo en general, parece llevarse a las mil maravillas ahora que ambos se han divorciado. 

¿Os acordáis de que muchos medios se empeñaban en decir que ambos mantenían el contacto a pesar de haber rehecho sus vidas con otras parejas? Pues bien, parece que era una verdad como un templo. ¿El motivo? Brad Pitt ha hecho acto de presencia en la fiesta que Jennifer Aniston organizó con motivo de su 50º cumpleaños.

Y no, no es ninguna broma. Y no, tampoco es ningún montaje ni rumor. La actriz organizó una fiesta privada en el Sunset Tower Hotel de Los Angeles el sábado por la noche y hasta allí se desplazaron un montón de amigos, entre ellos su exmarido, Brad Pitt. Sí, lo sabemos, MUY FUERTE.

¿La cosa iba de exmaridos? Pues no porque según los fotógrafos que allí se encontraban el que no hizo acto de presencia en ningún momento fue Justin Theroux (o por lo menos no se le vio llegar). O sea, que Brad Pitt sí, pero Justin no... Ajá. Las imágenes las ha publicado el portal de noticias Just Jared y en ellas se ve a un chico con gorra que es Brad Pitt. Tendremos que fiarnos de los paparazzi allí apostados porque nosotros solo vemos una gorra, pero vaya, que está 100% confirmado que era él.

Aunque Brad Pitt fue el invitado inesperado de la noche, otros muchos fueron los que no se perdieron la fiesta. Ellen DeGeneres, Katy Perry, Orlando Bloom, Robert Downey Jr, Jason Bateman, Barbra Streisand, Diane Keaton, David Arquette, Tom Ford..... Vaya, que no faltó nadie. O casi nadie. 

Pero bueno, todos tranquilos porque esta seguramente solo sea una muestra más de que se llevan bien tras su divorcio en 2015 y no tenga nada que ver con una reconciliación sentimental entre ellos. Aunque soñar es gratis. Ahí lo dejamos.