Jamie Foxx vive con sus padres divorciados

Atiende.

CUORE.ES -

El actor Jamie Foxx, de 52 años de edad, todavía vive con sus padres, pero el caso del intérprete nada tiene que ver con el de aquellas personas que se resisten a abandonar el hogar familiar por unas razones u otras.

Y es que, como ha revelado él mismo a su paso por el programa 'The Graham Norton Show', de la televisión británica, sus dos progenitores, quienes para más inri están divorciados, residen desde hace ya muchos años en su mansión y en calidad de distinguidos aunque algo conflictivos huéspedes.

"La verdad es que la situación genera algunos problemas, porque llevan 25 años divorciados. Viven bajo el mismo techo y a veces puede resultar una locura, porque mi padre tiene citas ocasionalmente y mi madre no puede evitar ir a su zona de la casa para enterarse de lo que hace", ha explicado el oscarizado intérprete durante su entrevista de este jueves en el espacio nocturno de la BBC.

El astro de Hollywood acogió a su padre en su vivienda hace unos 20 años, cuando este finalizó su condena en prisión, y lleva otros doce disfrutando asimismo de la compañía constante de su madre, quien acudió de visita unas Navidades para no regresar jamás a su hogar, al margen de para comprobar que su casa se encuentra en perfectas condiciones.

"Todos los años le decía que le compraría un billete de avión para que viniera a pasar las fiestas conmigo. Y una vez, hace ya doce años, aceptó mi oferta y estuvimos juntos por Navidad. Luego llegó la Nochevieja, su cumpleaños en enero, y en febrero ya me di cuenta de que no se iría nunca de casa", ha bromeado Jamie en la misma entrevista para sentenciar: "Vivo en una divertida casa de locos".