Jamie Dornan hace flexiones entre toma y toma

Ahora entendemos muchas cosas.

CUORE.ES -

A estas alturas no cabe duda de que el actor Jamie Dornan se erige como uno de los principales 'sex symbols' del planeta y no solo por su mediática participación en las sensuales películas de la saga 'Cincuenta sombras de Grey', ya que antes incluso de dar el salto a la gran pantalla el intérprete norirlandés se encargó de alegrar la vista de todos aquellos que pudieron admirar su cuerpo semidesnudo en las campañas de Calvin Klein y, ocasionalmente, mostrando su fibrado torso en la serie 'La caza'.

Más allá de lo privilegiado de su genética, que también habrá contribuido lo suyo, el afamado artista ha querido recordar a todos los oyentes del podcast 'Out To Lunch' que su musculosa anatomía requiere de horas y horas de entrenamiento en el gimnasio, así como de unos niveles de disciplina y pasión por la actividad física que, en su caso, le llevan a ejercitarse incluso en medio de sus sesiones de rodaje.

"Oh, sí, trato de hacer tantas flexiones como pueda entre toma y toma. Y lo hago por varias razones: si voy a tener que quitarme la camiseta y mi imagen se va a quedar registrada en el celuloide para siempre, ¿por qué no voy a intentar ofrecer la mejor versión de mí mismo?", ha explicado en un extracto de su conversación con el periodista Jay Rayner, poco antes de hacer referencia a su necesidad de estar en plena forma para las escenas de mayor acción.

"También lo hago para calentar y activar el cuerpo antes de meterme en una secuencia que sea muy exigente a nivel físico, o cuando tengo que aparecer extremadamente cansado después de una persecución, como me pasaba en 'The Fall'. En otras ocasiones hago flexiones simplemente porque tengo un montón de energía acumulada y no sé qué hacer con ella. Me gusta hacer flexiones y trato de llegar a las cien diarias", ha aseverado.

Pese a que trata de ajustar su régimen alimenticio a las necesidades que se desprenden de su estilo de vida tan activo y saludable, el actor de 36 años se considera un hombre afortunado en ese sentido debido al metabolismo tan rápido del que hace gala, el cual le permite darse más de un capricho a lo largo de la semana sin tener que enfrentarse por ello a graves consecuencias.

"No soy especialmente estricto con el tema de la comida, para empezar porque me encanta y, en segundo lugar, porque tengo la suerte de contar con un metabolismo muy rápido. Y como hago mucho deporte, suelo quemar esas calorías antes de que se exterioricen en mi cuerpo. La verdad es que amo el deporte y me hubiera gustado dedicarme a ello de forma profesional, pero al final tomé otro camino", ha revelado Dornan, padre de tres hijos junto a su esposa Amelia Warner.