Jordan Strauss / GTRES

Jameela Jamil critica a Karl Lagerfeld tras su muerte

No todo el mundo está triste. 

CUORE.ES -

Los Instagram de los famosos y gente importante del mundo de la moda se han ido llenando de mensajes de despedida u homenaje hacia el káiser de la moda, Karl Lagerfeld, quien fallecía en un hospital de París a los 85 años.

Pocas celebs de las que le conocieron o vistieron sus diseños han dejado escapar la oportunidad de compartir alguna anécdota acerca de sus encuentros con él, pero la actriz Jameela Jamil se ha desmarcado por completo de esa línea. En su lugar, la actriz de la serie 'The Good Place' ha tirado de sus redes sociales para hacerse eco de un artículo del portal Wear Your Voice titulado 'Dejad de llorar por los opresores: Anti-condolencias para Karl Lagerfeld' y que retrata al modisto como un hombre que odiaba cualquier cuerpo que se saliera de los cánones "blancos supremacistas" y cuyos comentarios ofensivos se disculpaban justificándolos como "excentricidades" propias de su carácter y su afilada lengua. 

El texto también se hace eco de algunas de las declaraciones sobre modelos de tallas grandes o desórdenes alimenticios más polémicos de Lagerfeld, quien en el año 2000 perdió más de 40 kilos para poder enfundarse uno de los trajes masculinos de su amigo Hedi Slimane solo aptos para las figuras más estilizadas. 

"Me alegro de que alguien lo haya dicho. Aunque sea un poco pronto. Un misógino despiadado y gordófobo no debería aparecer en todas las publicaciones de internet como un santo que nos ha dejado demasiado pronto. Tenía talento, por supuesto, pero no era muy buena persona", ha escrito Jameela en su perfil de Twitter, donde también ha respondido a quienes la criticaron por arremeter contra el legado del diseñador alegando que no hay por qué glorificar a alguien después de muerto si nunca cambió realmente de actitud o se disculpó por su comportamiento.

"Voy a escribir un texto sobre esto en lugar de intentar resumir mis pensamientos al respecto en un tuit. Lo problemática que la industria ha generado para con las chicas es demasiado complejo para ello", ha prometido.

La intérprete británica se ha posicionado en los últimos tiempos como el azote de las influencers que promueven modelos de belleza poco saludables a través de sus contratos como imagen de productos para perder peso. A través de iniciativas como su cuenta de Instagram @iweigh, 'yo peso', que trata de medir a los seres humanos más allá de lo que marque una báscula, intenta concienciar a toda una generación que ha crecido entre filtros y photoshop de que la perfección no existe o, al menos, no se presenta de una sola forma.