@irinashayk / INSTAGRAM

Irina Shayk habla por primera vez de su separación con Bradley Cooper

La modelo se ha sincerado en una revista.

MONICA HERAS | CUORE.ES -

¿Te acuerdas? Pasaron de ser una pareja de guapazos, a protagonizar una ruptura llena de rumores y de incógnitas. En junio del año pasado se hacía oficial que Bradley Cooper (45) e Irina Shayk (34) daban por terminada su relación después de cuatro años juntos y una hija en común: Lea De Seine, y desde entonces, como lo habían hecho hasta el momento, ninguno de los dos dijo ni Pamplona. Pero la modelo ha concedido una entrevista en donde nos ha aclarado algunas dudillas (no todas).

Después del tonteo entre el actor y Lady Gaga (33) durante el rodaje y la promoción de 'Ha Nacido una Estrella', mucho se especuló acerca de que la cantante había sido la causante de la separación, pero ya ves que todo fue producto de un montaje, así que nos quedamos con las ganas de saber qué había pasado realmente entre ellos y a la espera estamos aún del dichoso libro en el que la rusa nos contará los detalles más feos de Brad.

via GIPHY

Pero mientras tanto ha decidido ofrecer una entrevista para la edición británica de la revista Vogue en donde ha hecho alguna que otra confesión y, por lo que parece, el hacha de guerra con su ex está totalmente enterrada. “Creo que en todas las buenas relaciones sentimentales tu ofreces lo mejor y lo peor de ti. Es así como funciona la naturaleza humana. Por eso dos grandes personas no tienen por qué ser una gran pareja”.

Y ha tenido palabras para el padre de su hija: “En cualquier caso, hemos tenido mucha suerte de haber tenido lo que tuvimos juntos.La vida sin Bradley es un terreno totalmente nuevo para mí”, aclarando de paso que está solterísima: “Es muy complicado encontrar el equilibrio entre ser una madre soltera y ser una mujer trabajadora que se gana la vida. Creedme, todavía hay días en los que me levanto pensando en que no sé que hacer porque creo que me estoy haciendo pedazos”. O sea que de aquel 'chuleo' con el que especulamos, nada. Mientras, ya sabes sobre los rumores de rollito entre Bradley y nuestra Ana de Armas (31).

Lo mejor de esta historia es que después de enfrentar algunos problemas para ver quién se quedaba con la custodia de la peque, que tenían que ver con sus lugares de residencia, por fin encontraron una solución que pasó por que él se mudase a Nueva York, lo cual ha hecho que las tensiones se relajen.