GTRES

Retoquitos y rellenos... Irina Shayk no se corta al hablar de cirugía estética

A ver qué opinas tú de lo que ha dicho.

CUORE.ES -

Irina Shayk (33) es muy consciente de los rumores acerca de sus supuestos pasos por quirófano y trata de tomárselos a risa pese a que, en realidad, jamás se plantearía recurrir a esa opción. En medio de su separación de Bradley Cooper y de la disputa por la custodia de la hija que tienen en común, Irina ha decidido sincerarse sobre la cirugía estética, un tema polémico al que casi siempre se le asocia.

Al igual que le ha sucedido a muchas de sus compañeras de profesión, a la modelo rusa la persigue desde hace tiempo la sombra de la duda acerca de si su impresionante atractivo físico se debe a una genética privilegiada o al talento de un cirujano plástico. En su caso, ella siempre ha tratado de tomarse esos rumores con sentido del humor y, sobre todo, poniéndolos en perspectiva para no permitir que la afecten.

GTRES

Con su hija, Lea De Seine

"Me lo tomo a risa porque esa es mi reacción, y punto. No es que me encante que eso sea lo que se dice de mí, pero en esta vida hay que tener sentido del humor", ha asegurado en una entrevista a Harper's Bazaar para descartar al mismo tiempo que sus labios, por ejemplo, sean el resultado de rellenos de bótox.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Weekend stroll in @burberry by @riccardotisci17 💚🖤 @harpersbazaarus Summer 19 by @zoeygrossman

Una publicación compartida de irinashayk (@irinashayk) el

Es la reina de las producciones de moda

Respecto a sus planes de futuro en una profesión tan obsesionada con la juventud como la suya, la top model no tiene pensado recurrir a la cirugía para combatir las líneas de expresión que van apareciendo con el paso del tiempo. "A ver, si alguien quiere ponerse relleno en los labios porque se siente acomplejado, pues perfecto. Yo no juzgo a nadie. Siempre he tratado de promover una belleza natural porque creo que ya vivimos en un mundo demasiado obsesionado con la perfección, en el que todo el mundo desea ser perfecto. Pero yo no lo soy. A veces tengo papada. La perfección no existe", ha añadido.

"Me van a salir arrugas... De hecho, ya tengo algunas. Tienes que aceptar la idea de que vas a envejecer y aceptar también tu cuerpo en todas sus etapas, y celebrarlo. En esta vida es necesario aprender que nadie es completamente perfecto", ha dicho la ex de Bradley Cooper y Cristiano Ronaldo dejando claro que lo suyo es la filosofía 'body positive'.