Irene Junquera / INSTAGRAM

Irene Junquera y la dura historia de su infancia que te tocará el 'cuore'

Si tienes hijos, sus palabras te ayudarán para llevar mejor la cuarentena. 

ROCIO ROBLEDO | CUORE.ES -

Irene Junquera ha vuelto a asomarse a Instagram para darnos unos poquitos de ánimos, que con la que está cayendo, la verdad que no nos viene nada mal, sobre todo a los y las que además tenéis hijos. Irene tiene un mensaje para vosotrxs: "En estos días he recordado una experiencia que viví siendo una niña y con la que os quiero transmitir un mensaje de optimismo y positividad", comienza Irene en el video que se ha grabado en su perfil. 

Un vídeo que se ha animado a grabar tras una conversación por teléfono con su madre y la preocupación por la situación de los niños durante el confinamiento (ella tiene dos sobris pequeñas). Seguro que te sientes identificada. 

Y es que para ayudar a todo el que la sigue y se encuentra en esta situación, Irene ha contado la historia más dura de su infancia cuando con 10 años tuvo que pasar por quirófano. 

"He olvidado decir, además, que no pasa nada por aburrirse de vez en cuando, especialmente para los niños porque esto les ayudará a gestionar mejor la frustración cuando sean adultos. Espero que os guste el vídeo y que podáis sacar algo positivo de él. ¡Mil besos y fuerza!". 

 

Y es que si te parece mucho tener que estar metida un mes en casa, imagínate cómo vivió todo esto la periodista: "Cuando tenía 10 años me operaron. Me fisuré una vértebra, la última, que se me había desplazado también. Me tuvieron que hacer un injerto y una serie de cosas. No me pusieron clavos ni nada, pero sí que tuve que estar inmovilizada durante tres meses. No podía estar sentada. Tenía que estar tumbada boca arriba y con el tiempo pude ponerme de lado. No es un trauma para mí, sino que no surge hablar sobre ello", ha confesado. 

Muy duro, ¿no?

"Por eso creo que todo esto que está pasando, va a ser un aprendizaje para los niños. Van a sacar muchas cosas positivas si sabemos transmitirles que no tengan miedo". Habrá que seguir sus consejos, ¿no? 

Por cierto Irene, seguimos sin saber tu secreto para tener tan buena cara durante el encierro... Ejem, ejem.