Hewitt / Splash News / GTRES

Los inconvenientes de ser la hermana pequeña de Kate Moss

Lottie Moss ha hablado alto y claro.

CUORE.ES -

Contar con una supermodelo de la talla de Kate Moss (46) en la familia conlleva un sinfín de ventajas: entradas gratuitas a eventos exclusivos, acceso a un guardarropa casi ilimitado y, cómo no, un sinfín de contactos en el mundo de la moda. Sin embargo, cuando se trata de hacerse un nombre como maniquí, la alargada sombra de la británica puede suponer una pesada losa capaz de acabar con la confianza de cualquiera dispuesto a seguir sus pasos.

Ese es el caso de Lottie Moss, la hermanastra pequeña por parte de padre de la estrella. Desde que fuera reclutada por la misma agencia que Kate con tan solo 16 años, no ha parado de preguntarse si realmente posee la belleza necesaria para triunfar en la industria o si esta le ha abierto sus puertas solo gracias a su famoso apellido.

"Ha habido momentos en los que no he podido evitar pensar que no soy lo suficientemente guapa y que solo estoy aquí por otra persona. Y puede que sea cierto, que solo haya conseguido esta oportunidad gracias a Kate, pero al menos estoy haciendo algo con ella. Y en mi agencia siempre me dicen que no basta con ser la 'hermana de', también tienes que ser buena en lo que haces", ha reconocido con total honestidad a la revista Grazia.

Al igual que su hermanastra, Lottie también posee un físico que no encaja en los cánones habituales de las pasarelas, lo que en su caso le hizo replantearse muchas veces si de verdad quería seguir en esa profesión.

"No me considero una modelo-modelo, o modelo de desfiles, pero no pasa nada porque así sea. Cuando empecé ese era mi objetivo, pero en seguida me di cuenta de que esa no era yo y de que no me hacía feliz", ha explicado con naturalidad. "Al principio no paraba de mirar a mi alrededor y repetirme que todo el mundo era más guapo que yo, más delgado que yo. Tengo un problema de seguridad en mí misma y necesito ser más positiva. Ese es el mensaje que quiero transmitir al mundo: siéntete a gusto en tu propia piel y diviértete. Yo por fin he encontrado mi lugar".