Rich Fury / GTRES

La impactante pelea de Kendall y Kylie Jenner que acabó a taconazos

¿Cosas de hermanas? 

CUORE.ES -

El pasado mes de abril de 2020 la matriarca del clan Kardashian, Kris Jenner (64), estuvo a punto de morirse de vergüenza cuando sus hijas mayores Kourtney y Kim llegaron a las manos en el programa familiar mientras discutían acerca de los horarios de grabación.

Ahora han sido Kendall Jenner (24) y Kylie Jenner (23), la más pequeñas, quienes han protagonizado una nueva pelea tras una noche de fiesta en Palm Springs durante la que la segunda se tomó unas cuantas copas de más. Tras disfrutar de un espectáculo de ‘drag queens’ con su madre y sus hermanas, las dos tomaron el mismo coche para volver a casa junto a Corey Gamble, el novio de Kris, y ahí fue cuando comenzaron las tensiones.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

New episode starts right now East Coast 🎉 #KUWTK

Una publicación compartida de Kris Jenner (@krisjenner) el


Las cámaras no pudieron documentar ese momento porque las dos estaban dentro de un todoterreno con las ventanas tintadas, pero aún llevaban los micrófonos puestos, por lo que la primera parte de su conversación sí quedó registrada. Kendall quería que el chófer parara primero en su mansión, a lo que Kylie se negó contestándole de manera burlona y Corey le dio la razón.

Kourtney, que estaba en otro vehículo con Kris, Kim y Khloé, recibió poco después una llamada de la famosa modelo, que parecía muy alterada. Las cuatro se asustaron de verdad cuando empezaron a escuchar gritos al otro lado del teléfono y ordenaron al conductor que diera la vuelta para ir a buscar a Kendall, que les contó su versión de los hechos.

"No pienso volver a dirigirle la palabra a Kylie en mi vida”, les aseguró ella entre lágrimas en cuanto se subió al coche. “Yo estoy completamente sobria, así que no me comportaría como una loca. Ella me dio un golpe, y se lo devolví pegándole en la cara. Después se quitó el zapato y me puso el tacón en el cuello".


 

Kylie, por su parte, solo se ha pronunciado sobre lo ocurrido en una de las entrevistas a cámara que se suelen incluir en el reality para comentar con mucha calma que sabía que Kendall estaba contando “muchas cosas” alarmantes acerca de ella.

"Las dos estábamos muy enfadadas. Creo que no conseguimos comunicarnos bien... las cosas se salieron de control", ha afirmado de forma evasiva.