KIM / GTRES

Iker Casillas: de la risa al (contagioso) llanto al salir del hospital

Y de la mano de Sara Carbonero, claro. 

ROCIO ROBLEDO | CUORE.ES -

Después de la tormenta siempre llega la calma y después del sustazo que nos ha dado Iker Casillas (38), también. El portero sufrió un infarto de miocardio que le ha obligado a estar en cama varios días tras una operación de urgencia y ahora, por fin, ha salido del hospital con un mensaje para todo el mundo, muchas ganas de vivir y con el corazón contento. ¡Qué emoción! 

Se nota que el futbolista se está recuperando divinamente, prueba de ello son las ganas con las que se ha asomado a redes sociales (incluso ha comentado una de las fotos de su mujer) y su posterior comparecencia ante los medios para explicar todo lo que le ha pasado y cómo se encuentra ahora. Desde luego ha sido el momento más duro de su vida, un bache que está superando gracias también a Sara Carbonero, que no se despega de él ni con agua caliente. 

“Me ha tocado vivir un acontecimiento que puede pasar a cualquier persona", ha dicho con la lagrimilla en el ojo. ¡Ains! "He tenido mucha suerte. Estoy muy emocionado. Tengo que dar las gracias a todo el mundo que me ha apoyado. Sobre todo darle las gracias a mucha gente que se ha preocupado por mí estos días porque me he sentido muy querido."

Soltamos lagrimita con él. 

"Me encuentro mucho mejor. Lo importante es que estoy aquí para contarlo. Será un reposo de un par de semanas o incluso de un par de meses, la verdad es que me da igual, lo importante es estar aquí", ha dicho el deportista visiblemente emocionado. 

Tras esto, Casillas y Sara han puesto rumbo al coche de la manita. Ahora toca descansar. 

Sus palabras ya están dando la vuelta al mundo y dejan claro que siempre será el eterno campeón aunque su futuro profesional sea incierto. ¡Vamos, Iker!