KIM / GTRES

Iker Casillas rechaza su candidatura a presidir la Real Federación Española de Fútbol

Una decisión que pone en duda su vuelta a España.

CUORE.ES -

El futbolista Iker Casillas (39), quien anunciaba hace unos meses su deseo de presentarse como candidato a las próximas elecciones a la presidencia de la Real Federación Española de Fútbol, ha emitido un comunicado este lunes para confirmar los rumores que venían circulando en torno a una posible marcha atrás en su decisión.

Efectivamente, el actual guardameta del Oporto ha optado por no disputarle el cargo al actual mandatario del organismo, Luis Rubiales, quien convocó las elecciones la semana pasada y todavía está pendiente de que el Consejo Superior de Deportes, órgano del que depende administrativamente la federación, apruebe una de las dos fechas que han sido propuestas.

Por ahora, el exdeportista no cuenta con rivales que puedan arrebatarle la presidencia el 17 de agosto, o el 17 de septiembre si el gobierno considera que el mes anterior es inhábil a efectos legales. De ello se desprende una situación de incertidumbre a la que, ahora, Casillas ha querido añadir dudas sobre si el "proceso" en general cuenta con la "suficiente transparencia".

"Quería un proceso electoral justo, transparente y realmente participativo, buscando lo mejor para el fútbol español y, en esta ocasión, creo que no se ha apostado por ello. Espero que en las próximas elecciones se pueda dar, conmigo o con otros candidato", se puede leer en un extracto de la nota que ha compartido con la prensa y publicado en sus redes sociales.

De esta forma, el comentado e hipotético regreso a España del excapitán del Real Madrid y Sara Carbonero (36), con quien tiene a los pequeños Martín y Lucas, no se producirá al menos como consecuencia de un posible salto de Casillas al plano directivo del fútbol español. Su continuidad en el Oporto, por otro lado, sigue sin estar garantizada debido a los desafíos que arrastra el portero desde que, en mayo del año pasado, sufriera un infarto de miocardio en pleno entrenamiento.