Iker Casillas / INSTAGRAM

El Casillas ochentero impresiona hasta a Paula Echevarría

Hay recuerdos que lo mejor es no sacarlos del baúl.

RUTE GODINHO | CUORE.ES -

Iker Casillas (38) es un chico con mucho sentido del humor y una buena capacidad para hacerse autocrítica. O por lo menos así nos lo ha demostrado una de sus más recientes publicaciones en Instagram. El futbolista ha compartido una foto suya que es todo un cuadro, y que pese a ser de 2004 parece que viene directamente de los años 80. ¿Lo dudas? Pues espera a verla. ¡Es total!

"Espero que no se haga viral esta foto. Digamos que no sé muy bien cómo llegué a sentarme así de pancho en el banco. El momento camiseta de tirantes, pantalón por las espinillas y zuecos negros... ¡Tela! Y si le sumamos el reloj de los domingos y alguna otra cosa que mejor no comento...", así de sincero (y gracioso) se refería Iker a su estampa. ¡Menudo 'autotroleo' se ha marcado! Y lo de esperar que una foto así no se haga viral es una gran ingenuidad de su parte. ENORME. Una ingenuidad como un castillo, vamos.

Era un chaval. 

Da gusto cuando las celebs saben reírse de sí mismas, sobre todo en momentos complicados. Tras sufrir un infarto, el exportero del Oporto sigue atravesando una de las peores etapas de su vida, ya que a su mujer, la periodista Sara Carbonero, le han diagnosticado cáncer de útero. Ella está en tratamiento y él ahora ejerce de enlace entre los jugadores y el equipo directivo del club portugués, algo así como una solución intermedia hasta que le digan si puede o no volver a pisar las cuatro líneas.

Sin embargo, los cambios en la vida tanto de Iker como de Sara no le han quitado el sentido del humor, y para demostrarlo está la foto que aquí te traemos. A todos nos saca una sonrisa recordar al Casillas del pasado, ¿verdad?

Es más, los famosos no se han cortado a la hora de comentarla, y entre todo lo que se ha dicho, la mejor parte es lo que ha escrito Paula Echevarría: "¡Por no hablar del moreno que llevas!", escribía la protagonista de 'Velvet' con toda la razón del mundo.