Matthias Hangst / GTRES

El futuro incierto de Iker Casillas: podría no volver a tocar el balón

Todo depende de...

CUORE.ES -

Aunque el médico principal del Oporto ya ha dicho que nuestro Iker Casillas (38) se va a poner bien, puede que su vuelta a los partidos de fútbol esté en peligro. Todo dependerá de cómo evolucione su estado de salud, y también de otros factores.

Empecemos por lo más importante: Iker Casillas se está recuperando con normalidad y sin riesgos de ningún tipo para su salud. ¡Menos mal! Recordemos que el portero ha sufrido infarto de miocardio en medio de un entrenamiento junto a sus compañeros del Oporto. Fue el médico del equipo quien le salvó la vida, llevándolo en su propio coche al hospital más cercano (sin esperar por la ambulancia).

Tranquilizada la situación, con Iker y Sara Carbonero dando las gracias por la preocupación recibidos a través de las redes sociales, los representantes del club luso han querido mandar un nuevo mensaje a la afición. En palabras del doctor Nélson Puga, la rapidez con la que fue "diagnosticado e intervenido" en el hospital contribuyó notablemente a que el problema pudiera ser resuelto en aproximadamente una hora.

"Por suerte, fue diagnosticado rápidamente, los procedimientos fueron bien. Cuando se confirmó el escenario que sospechábamos, ya teníamos un equipo en el hospital y fue inmediatamente intervenido. Hicimos el cateterismo, todo fue muy bien y el problema se resolvió en solo una hora. Iker se recuperará por completo, pero es muy pronto para pronunciarnos sobre su regreso al terreno de juego", ha dicho el médico del Oporto.

Aunque ya ha sido confirmado que el excapitán del Real Madrid tendrá que perderse lo que resta de temporada, Nélson Puga también ha sembrado la duda con sus declaraciones. Nadie sabe si Casillas tendrá o no que retirarse definitivamente del fútbol.

La decisión corresponderá al propio Iker, pero va a depender (y mucho) de diferentes factores: el estrés y la presión asociados a las competiciones futbolistas podrían volver a pasarle factura.

"Eso va a depender de muchos factores, de la medicación que necesite tomar y de la evaluación que haremos tanto en momentos de reposo como en momentos de estrés, durante el ejercicio físico que le exige su trabajo. Con calma, Iker decidirá si quiere continuar con su carrera o no, pero tenemos la certeza de que quedará completamente restablecido", ha asegurado el médico.

Un portavoz del Oporto ha dicho también que Iker podría abandonar el centro médico dentro de unos tres días para continuar con el proceso de recuperación en casa, donde le esperan tanto Sara Carbonero (menudo susto se habrá llevado la periodista) como los pequeños Martín y Lucas.