Heidi Klum y Seal.... ¡a la gresca en los juzgados!

¿Qué ha pasado?

CUORE.ES -

Parece que la cordial relación que habían mantenido Heidi Klum (47) y el cantante Seal tras su divorcio podría haber llegado a su fin. La modelo acaba de solicitar una vista judicial de emergencia con el objetivo de conseguir permiso legal para viajar con sus cuatro hijos en común a Alemania a finales de año.

Según ha explicado en los documentos que ha facilitado al juez, y a los que ha tenido acceso el portal People, su contrato con el formato 'Next Top Model' le obliga a comenzar a grabar la nueva temporada en ese país el próximo mes de octubre como parte de la edición alemana del concurso, pero su exmarido se niega a permitir que sus retoños la acompañen. Hasta ahora el músico nunca le habría puesto ningún inconveniente para que se llevara a su extensa prole con ella durante sus compromisos profesionales.

El antiguo matrimonio comparte la custodia legal de sus hijos, pero en la práctica pasarían la mayor parte del tiempo con su madre, según ha aclarado ella. Como muestra de su buena disposición, Heidi se ha ofrecido a renunciar a su derecho de pasar las navidades con Leni, Henry, Johan y Lou, tal y como le correspondía, para que vuelvan a disfrutar de esas fechas con su padre por segundo año consecutivo, y compensarle así por las semanas en que no les vería durante su estancia en Europa.

Por otra parte, la top model ha recalcado que su exmarido cuenta con un pasaporte británico que le permitiría visitarles en Alemania si así lo deseara.

Seal habría accedido inicialmente a la petición de su ex, pero habría cambiado de idea debido a la actual pandemia del coronavirus a pesar de que ella ha insistido en que seguirá las recomendaciones de las autoridades para viajar y tomará todas las precauciones posibles.

La hija mayor del matrimonio -fruto de una relación anterior de Heidi con Flavio Briatore, pero a quien Seal adoptó legalmente tras casarse con la modelo- ha escrito una carta en nombre de sus tres hermanos menores expresando su deseo de acompañar a su madre a Alemania para no pasar meses separados de ella y ver además a sus abuelos.