SplashNews.com / GTRES

La foto que aún atormenta a Robert Pattinson

Un look puede arruinarte la vida, eso es así. 

CUORE.ES -

En la actualidad Robert Pattinson es uno de los valores seguros en cualquier alfombra roja y siempre se puede confiar en él para que dé una vuelta de tuerca a la etiqueta habitualmente aburrida de los eventos más formales apostando por diseños como el esmoquin con bermudas que lució en 2018 en el Festival de Cine de Nueva York.

Sin embargo, antes de que se cruzaran en su camino la firma Dior Homme de la que es imagen desde 2012 o su director creativo Kim Jones, el actor de la saga 'Crepúsculo' cometió algún que otro desliz que a día de hoy todavía le atormenta. En la lista de los modelitos más desastrosos con los que se ha mostrado en público, sigue ocupando un lugar de honor en su humilde opinión el que se puso en 2005 para asistir al estreno de la película 'Harry Potter y el cáliz de fuego' en Londres.

"Llevaba puestos unos pantalones de cuero con unas botas de cowboy y una chaqueta de terciopelo rojo. Parecía literalmente un niño que había abierto una caja de disfraces y había elegido lo primero que encontró", ha confesado en una nueva entrevista a la revista GQ.

Bang


Efectivamente, el intérprete -que entonces aún no se había hecho con el papel de Edward Cullen que le convertiría en una estrella- se decantó aquella noche por unos cuestionables pantalones de talle bajo que consideró oportuno combinar con una camisa blanca abierta casi hasta la altura del ombligo.

En realidad, su criterio estilístico no es nada del otro mundo y en su día a día suele optar por sudaderas con capucha, gafas de sol y sombreros que le ayuden a pasar desapercibido, una costumbre que arrastra de la época en que los paparazzi le perseguían a todas partes.

"Si tuviera que elegir yo solito mi ropa, no creo que hubiera optado nunca por la dirección en que me ha llevado Dior o gente como Kim Jones. Jamás se me habría ocurrido ponerme seda, tejidos satinados o chifón", ha admitido para reconocer que cualquier acierto en materia de moda es mérito de los profesionales que le asesoran.