London Entertainment / SplashNews.com / GTRES

Hailey Bieber explica por qué tardó un año en celebrar su boda religiosa tras la civil

Suelta por esa boquita, amiga.

CUORE.ES -

Aunque la segunda parte de la relación sentimental de Justin Bieber (26) y Hailey Bieber (23) se desarrolló en un tiempo récord, ya que se comprometieron y se casaron apenas un par de meses después de decidir darse otra oportunidad, entre su boda civil y la religiosa pasó más de un año.

Los motivos que les llevaron a esperar antes de repetir sus votos frente a sus seres queridos tras su enlace inicial de 2018 no tuvieron nada que ver con las supuestas dudas acerca del paso que habían dado que muchos les atribuyeron en aquel momento.

En realidad, lo que sucedía es que los recién casados estaban tratando de descubrir qué le sucedía al cantante, que había comenzado a experimentar los síntomas de la enfermedad de Lyme que aún no le habían diagnosticado.

"Resultó muy duro porque todo el mundo estaba siendo muy cruel y crítico desde fuera, dedicándose a decir que parecía que Justin estaba consumiendo drogas o que estaba enfermo cuando, en realidad, estaba pasándolo mal y no sabíamos por qué", ha recordado la modelo en una entrevista.

En opinión de Hailey, lo menos importante en aquel momento era organizar una fiesta por todo lo alto, que finalmente acabaron retrasando hasta septiembre de 2019.

"Estuve tratando de ser una buena esposa durante meses, intentando descubrir qué le pasaba y qué iba mal. Ahora por fin está completamente sano. No consideraba que fuera el momento de preguntarnos cómo encajaba una boda en medio de todo eso".