Rachel Murray / GETTY

Es oficial: Gwyneth Paltrow está obsesionada con las vaginas

Repasamos todas las veces que la actriz le ha dejado al mundo bien claro que las vaginas le obsesionan, y no es de extrañar: son una de sus mejores fuentes económicas.

MARITA ALONSO | CUORE.ES -

Querida Gwyneth Paltrow (47) ¿qué te pasa con las vaginas? ¿Por qué ese ímpetu para que nos gastemos un verdadero dineral en cuidar la flor de nuestro secreto? Tras hacerle estas dos preguntas a la gurú de estilo de vida más conocida de Hollywood, procedemos a explicar por qué creemos firmemente que Paltrow está obsesionada con las vaginas por más que sepamos la respuesta de antemano: porque le ayudan a ser (aún) más rica.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Shh…glowy skin in progress. 🤫 Link in bio to get the glow.

Una publicación compartida de goop (@goop) el

No podemos olvidar ese famoso spa vaginal que Paltrow aseguraba que teníamos que probar. En 2015 recomendó al mundo, a través de ‘Goop’, asistir al Spa Tikkun de Los Ángeles para disfrutar del Mugwort V-Steam. El centro asegura que este tratamiento “estimula la producción de hormonas, regulando los ciclos mensuales, eliminando el acné hormonal, promoviendo la circulación y resolviendo problemas digestivos”. La sesión de media hora cuesta unos 50 euros, pero al margen de cantidades económicas la ciencia, con cabía esperar, se le tiró encima. Sin embargo, a la actriz le dio completamente igual: ella iba a seguir empeñada en decirnos qué hacer con nuestras vaginas. 

Un año después recomendaba un vibrador de oro de más de 10.000 euros. Estas Navidades, sin ir más lejos, en sus stories de Instagram hemos visto a la actriz autoregalarse un vibrador, y un año antes le recomendaba a su madre en un podcast comprarse un vibrador en la web de Goop. Por supuesto, ha querido darnos también su opinión respecto a los lubricantes, pues en un artículo de Goop Maggie Ney, codirectora de una clínica para mujeres en California, recomendaba utilizar lubricantes naturales. Lo que realmente nos extraña es que no haya lanzando un lubricante orgánico de Goop.

Luego llegaron los huevos de jade. Paltrow, muy preocupada al parecer con los ciclos menstruales y desajustes hormonales de sus seguidoras, aseguró que los huevos de jade y cuarzo rosa que se vendían a través de ‘Goop’, y que lejos de hacerse escalfados se insertan por vía vaginal, podían equilibrar las hormonas y regular los ciclos menstruales. Los huevos de la discordia se vendían por 66 (los de jade) y 55 euros (los de cuarzo rosa), y junto a una esencia floral que según ‘Goop’ podría curar la depresión, hicieron que la justicia obligara a la empresa de Gwyneth Paltrow a pagar una multa de 145.000 euros.

Gwyneth Paltrow también ha sacado su propio papel higiénico de bambú, que aunque puede terminar en muchos lugares y ser empleado para muchas cositas, por supuesto puede también terminar siendo el mejor aliado de las vaginas. El pack asciende a 39 euros, porque para tener una vagina que siga las máximas de Paltrow, hay que gastarse una pequeña fortuna.

El último lanzamiento de Gwyneth al mercado ha sido una vela que huele como… su vagina. Como lo lees. Lo curioso es que las velas se han agotado ya, y la demanda ha sido tal que se ha habilitado una lista de espera en Goop para poder hacerse con este insospechado lanzamiento que se vende por 75 dólares. “Esta vela está hecha con geranio, Bergamota cítrica y cedro, yuxtapuestos con rosa de Damasco y semilla de Abelmosco que nos hace pensar en fantasía, seducción y un calor sofisticado”.

Vela con olor a la vagina de Gwyneth Paltrow. | D.R.

Parece ser que la vagina de Paltrow huele a jardín botánico y que por alguna razón, la gente quiere que su casa huela como los bajos de la actriz. Gwyneth Paltrow sabe que su obsesión vaginal no solo es carne de titulares, sino de dinero, por lo que en el cartel de su documental sobre su empresa, llamado The Goop Lab, la actriz posa ante una simulación de una vagina. El lema reza “Alcanzar nuevas profundidades”.

Documental de Gwyneth Paltrow 'the goop lab'. | D.R.

Como era de esperar, las redes sociales ya han enloquecido. No nos extrañaría que el siguiente lanzamiento de Paltrow fuera un Satisfyer con su cara, y lo peor es que se agotarían antes de que pudiéramos escribir ni tan siquiera el titular.