Xavier Collin / GTRES

Ahora es Gwyneth Paltrow la que contraataca a golpe de demanda

No se ponen de acuerdo con el accidente de esquí.

CUORE.ES -

Gwyneth Paltrow (47) no se ha limitado a defender abiertamente su inocencia después de que fuera acusada por un hombre llamado Terry Sanderson de haberle "arrollado" durante un accidente de esquí que tuvo lugar en las pistas del Deer Valley Resort de Utah (Estados Unidos). 

La actriz ha decidido recurrir a la vía judicial para aclarar lo sucedido y, al igual que ya hizo su supuesta víctima, interponer una demanda contra el médico retirado por su responsabilidad en el percance y, ante todo, por las "mentiras" que este habría difundido en su declaración anterior.

Según los documentos legales a los que ha tenido acceso la revista People, la estrella de Hollywood sostiene que fue Sanderson quien le atropelló tras perder el control de sus esquís y todo ello mientras ella disfrutaba de unas clases junto a sus hijos Apple (14) y Moses (12). En el testimonio de la artista también se especifica que fue golpeada "por la espalda" y que, como resultado, quedó "dolorida y temblorosa".

"No fue ella la que le golpeó, fue él quien se chocó contra ella y la tumbó. La señora Paltrow estaba esquiando tranquilamente porque estaba recibiendo clases con sus hijos y seguía escrupulosamente las indicaciones de su instructor", reza un extracto del informe presentado por el equipo legal de la actriz.

Dos de las razones por las que Gwyneth Paltrow, siempre en base a su versión de los hechos, decidió no emprender acciones legales contra este individuo van ligadas tanto a la "disculpa" que este le ofreció en su momento como al hecho de que el accidente fue fortuito y, por supuesto involuntario. 

Sin embargo, la artista considera que Sanderson mintió como un bellaco cuando optó por llevarla a los tribunales y que, desde entonces, solo ha tratado de beneficiarse económicamente de esta estrategia de desprestigio. De esta forma, Paltrow le reclama una "indemnización simbólica" de un dólar y, por otro lado, el abono de las costas judiciales que se desprenderán del proceso.