Xavier Collin / GTRES

Hijos no famosos: la de Gwyneth Paltrow lo lleva al límite

¡No me vas a grabar más, mamá!

CUORE.ES -

En la era de las redes sociales, los hijos de las celebs han conseguido salir de la alargada sombra de sus padres sin necesidad de seguir sus pasos en el mundo del cine o de la música. En su lugar, han optado por hacerse un nombre a través de sus cuentas de Instagram, donde acumulan millones de seguidores gracias a la fascinación que generan sus vidas repletas de ropa de diseño y viajes por el mundo.

Las hijas gemelas de Julio Iglesias, la primogénita de Reese Witherspoon y Ryan Phillippe o las tres hijas de Sylvester Stallone son solo algunos de los ejemplos de 'influencers' con apellidos famosos. Sin embargo, la hija de Gwyneth Paltrow (47) no parece estar interesada en seguir ese camino. Apple, que ya tiene 14 años porque qué mayores somos ya, mantiene cerrada al público su cuenta de Instagram y al parecer no tolera que nadie viole su privacidad.

De hecho, no le ha temblado el pulso en absoluto a la hora de regañar a su madre de la manera más pública posible por haber compartido en su propia cuenta una imagen de una de sus últimas jornadas de esquí.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

🍎⛷❤️

Una publicación compartida de Gwyneth Paltrow (@gwynethpaltrow) el

Aunque en la foto apenas se aprecia la cara de Apple, debido a las voluminosas gafas y al casco que lleva puesto como protección, la cuestión es que a ella no le ha hecho ninguna gracia toparse con esa foto en el perfil de Gwyneth y así se lo ha hecho saber.

"Mamá, ya hemos hablado de esto. No debes publicar nada sin mi consentimiento", ha escrito la adolescente en la sección de comentarios de la foto en cuestión, sin añadir ningún emoticono que pudiera suavizar el tono del mensaje.

Gwyneth, por su parte, que no compartía ningún posado junto a su niña desde septiembre de 2018, no ha dudado en responderla para tratar de hacerle ver lo ridículo de su enfado: "¡Pero si ni siquiera se te ve la cara!"

Lo que no está claro ya es si Apple ha perdonado ese pequeño desliz de su madre o si su enfado llega a tal punto que eventualmente la obligará a que elimine esa publicación.