POOL / CORDON

El príncipe Guillermo defiende la igualdad

PREMIOS BAFTA

No nos cansamos de aplaudirle.

CUORE.ES -

Aunque a su llegada a la alfombra roja dispuesta a las afueras del mítico Royal Albert Hall, los duques de Cambridge atrajeron todas las miradas por su elegancia y, sobre todo, por el hecho de que Kate Middleton optó para la ceremonia de entrega de los premios BAFTA por un vestido color verde que contrastaba con el negro casi riguroso que lucían la mayor parte de las estrellas de cine (en consonancia con el movimiento 'Time's Up' que denuncia la discriminación y el trato vejatorio hacia las mujeres de la industria), lo cierto es que los 'royals' no se mantuvieron del todo ajenos al gran debate en el que está inmerso el sector del cine desde hace meses tras salir a la luz los escándalos sexuales de figuras como Harvey Weinstein o Kevin Spacey.

Porque yo lo valgo

Y es que a pesar de que los miembros de la familia real no deben tomar parte en cualquier campaña de corte político o social que cuestione su imparcialidad (lo que explica la elección estilística de la duquesa de Cambridge), su papel eminentemente ceremonial no implica que el heredero de la corona británica, como ya ha hecho en otras ocasiones junto a su hermano Harry, no pueda aprovechar su posición para transmitir buenos valores y defender causas justas... Y vaya si lo hizo.

Por eso mismo, en el tradicional discurso escrito que se publica pocas horas antes de la gala, Guillermo no dudó en abordar la grave problemática que se deriva del acoso laboral, de la discriminación y de los abusos de poder que, aunque no se limitan ni mucho menos al mundo del espectáculo, han quedado especialmente reflejados desde que empezaran a conocerse un sinfín de casos de agresiones sexuales.

"Equilibrar los espacios de trabajo y garantizar que disponemos de un entorno laboral seguro para aquellos que aspiren a convertirse en actores, directores y profesionales de la industria -independientemente de sus circunstancias personales- es vital para que el sector siga creciendo y sea accesible y emocionante para las nuevas generaciones. Como presidente, estoy muy orgulloso del liderazgo que han tomado los BAFTA en esta misión, en un año que sin duda ha hecho temblar los cimientos de la industria gracias a esa gente valiente que ha hablado alto y claro sobre el acoso y los abusos sufridos, a pesar de los riesgos que pudieran correr sus carreras profesionales o su reputación", reza parte del discurso del nieto de Isabel II.

Algunos comentaristas británicos han querido ver en los complementos de Kate un discreto guiño a las impulsoras de 'Time's Up' y #MeToo, concretamente en el cinturón que incluía su atuendo y en el pequeño bolso que llevaba bajo el brazo, ambos completamente negros. Sin embargo, es más que probable que la elección tuviera un sentido más estético que político.

 Pero no fue la único que brilló. Angelina Jolie (43), Jennifer Lawrence (28) o Salma Hayek son algunas de las estrellas más perseguidas de la noche.