Mediaset

Gonzalo Montoya y Susana Molina siguen de 'rifirrafe'

Nos lo olíamos.

CARMEN RAYA | CUORE.ES -

Fue una de las rupturas más difíciles y dolorosas a la que nos enfrentamos en 'La isla de las tentaciones'. Ver a Gonzalo Montoya creer que saldría de la mano de su novia, Susana Molina, cuando está tenía otros planes no fue fácil de ver. Y bueno, ya ni os decimos lo que debió de sentir él. Sin embargo, el tiempo pasa y las heridas se curan, ¿o no?

Cuando nosotros creíamos que la relación de Gonzalo y Susana sería más o menos cordial, ahora resulta que nos hemos enterado de que no, no es oro todo lo que reluce. Tras haberse reencontrado durante el debate de 'La isla de las tentaciones', el joven intentó ponerse en contacto con ella para tomar un café, pero la cosa no salió como él esperaba y así lo ha hecho saber en el programa 'Viva la vida'.

"Estoy bastante molesto con ella. Salimos del último debate y yo le escribo a Susana un mensaje en el que le digo que lo siento mucho por cómo me he puesto, que sé que para ella no es fácil. Pero me contesta de una forma muy fría y le vuelvo a contestar porque soy muy pesado. Le digo de tomarnos un café y sigo sin esa conversación con ella. No creo que toda nuestra vida, que son seis años de vida, tengamos que verla delante de un plató. Es normal que tengamos que aclarar cosas fuera. Que venga aquí a reencontrarnos", decía Gonzalo intentando que Susana y él se viesen aprovechando que los dos estaban en Mediaset. 

Con Susana en plató y con Gonzalo en una sala diferente, la joven explicaba el motivo por el que no quería encontrarse con él: "No quiero porque él no está bien. No le veo sentido a tomar un café... ¿Para hablar de qué? Le contesté que no procedía quedar para tomar un café". ¡Ay madre las vueltas que va a dar ese café! 

El caso, que cuando parecía que ambos estaban dispuestos a verse, la cosa se ha vuelto a poner un poco tensa y Emma García ha decidido coger el toro por los cuernos: "Me gustaría ver vuestro encuentro, pero casi mejor que no, por vuestra salud mental. En vista de cómo está Gonzalo y cómo está Susana... mejor que no os reencontréis". 

Bien dicho, amiga. Todo a su debido tiempo.