NPEx / GTRES

Gigi y Bella Hadid se superquieren

Nada de hermanas de las que practican el amor-odio.

CUORE.ES -

Tras participar en el desfile organizado en Milán para presentar la cuarta y última colaboración que Gigi Hadid (23) ha realizado en el espacio de dos años con la firma Tommy Hilfiger, Bella Hadid (22) echó mano de las redes sociales (aprovechando un momento en que su hermana mayor se había quedado dormida en el vuelo de regreso a casa) para dejar claro que nadie se siente más orgullosa que ella del éxito que ha conseguido.

"Y después del show, aquí llega mi discurso empalagoso... Llevo toda la noche diciéndotelo, Gigi, pero estoy mucho más que orgullosa de la mujer trabajadora, amable, divertida, inteligente y con talento en la que te has convertido, etcétera etcétera. (Tu perfecta cara es la menor de tus cualidades). Enhorabuena por tu cuarta y última colección Tommy x Gigi. Has superado todas las expectativas, y no solo las mías, las de todos los que te rodean. No me sorprende que hayas organizado otro espectáculo perfecto, pero por otra parte, sí que me has sorprendido, como sigues haciéndolo cada día", aseguró la menor de las dos en un arranque de orgullo incontenible.

El resto lo decimos con una taza.

"Te quiero hasta la luna y más allá, pequeño cachorro. Ahora mismo estás sentada a mi lado en el avión, durmiendo como el osito más mono del mundo, y yo no paro de pensar en lo afortunada que soy de tenerte como hermana", concluyó con una nota de emoción Bella.

Aunque Gigi fuera la primera que consiguió abrirse camino en la industria, lo cierto es que tanto Bella como ella se han convertido en dos de las grandes figuras de la nueva generación de modelos que han construido sus carreras con ayuda de las redes sociales. Gran parte del éxito que ambas han cosechado sobre las pasarelas puede atribuírsele a su madre, Yolanda Hadid, una de las estrellas de la moda en la década de los 80 y la encargada de prepararlas para que supieran sobrevivir a un mundo tan competitivo.

"Gigi siempre había querido ser modelo, así que empecé a prepararla poco a poco, como jugando: las vestía y aparecían conmigo en mis campañas. Pero siempre les dije que no podría empezar a trabajar en serio hasta que cumplieran los 18. Gigi siempre se rebelaba y me decía que había muchísimas modelos de 16 años, y yo siempre le contestaba que era una pena. Yo había pasado por ello y sabía cómo era, y ahora que es mayor me agradece que le diera la oportunidad de ser una niña y corretear por nuestra granja sin maquillaje durante más tiempo", explicaba recientemente su madre acerca de cómo convirtió a sus dos hijas en sus dignas sucesoras.

Y desde luego, nadie puede negar que lo hizo bien.