ODD ANDERSEN / GETTY

Se acabó la fiesta para George Clooney

CUORE.ES -

Cualquiera que haya disfrutado de una noche de fiesta junto a George Clooney durante sus años como el soltero de oro de la meca del cine podría recurrir sin miedo a equivocarse a la vieja expresión quién te ha visto y quién te ve para resumir lo mucho que ha cambiado la vida del actor desde que se convirtiera en padre el año pasado con su mujer Amal.

Esta es su nueva dinámica: mientras su amigo y compañero de negocios Rande Gerber se divertía en Beverly Hills en la popular fiesta de Halloween que cada año celebra la marca de tequila que fundaron juntos, Casamigos, él estaba en casa ocupándose de sus mellizos Ella y Alexander.

"Anoche ellos estaban vestidos de estrellas del rock y yo me disfracé de hombre al que le tocaba limpiar la mi**da de un pañal. Era un disfraz maravilloso, y muy divertido. No te puedes ni imaginar lo mucho que me divertí anoche", aseguró Clooney con su sentido del humor habitual en declaraciones al portal Entertainment Tonight.

Al menos George pudo acudir a la segunda parte de la celebración, que tuvo lugar al día siguiente en el Aria Resort & Casino de Las Vegas. Para la ocasión, se decantó por un atuendo de piloto a juego con el de Rande y su mujer, Cindy Crawford, que iba vestida de azafata, e incluso se permitió soltarse un poco la melena en honor a los viejos tiempos a pesar de que era muy consciente de que le tocaría pagar un precio muy caro a la mañana siguiente.

Ver esta publicación en Instagram

Now boarding: @Casamigos Air ✈️ #casamigoshalloween

Una publicación compartida de Cindy Crawford (@cindycrawford) el


"Yo tengo un buen hígado", bromeó Rande acerca del consumo desmedido de tequila que definiría la velada, a lo que Clooney se vio obligado a añadir: "Yo voy a necesitar uno nuevo de cara a la próxima semana".