felilopezoficial / INSTAGRAM

Feliciano López y Sandra Gago ya están pensado en la cigüeña

Con la boda a la vuelta de la esquina. 

CUORE.ES -

Aunque se ha hablado mucho de la posibilidad de que la pareja formada por Feliciano López y Sandra Gago haya elegido el próximo 20 de septiembre como fecha para su esperada boda, lo cierto es que la joven de 23 años no tiene intención alguna de confirmar o desmentir tales rumores y, menos aún, de aclarar ella misma el asunto a fin de ofrecer un jugoso titular.

Sin embargo, la también estudiante de Periodismo sí se ha animado a revelar al menos su deseo de convertirse en madre tan pronto como se lo permitan las circunstancias, dado que tanto su futuro marido como ella son "muy niñeros" y, de forma más concreta, que a ella le gustaría poder disfrutar de una experiencia tan gratificante en medio de su juventud.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Sandra Gago (@sandragago_) el

"Los dos somos muy niñeros, pero no de ahora, yo de siempre, la verdad. Este año estamos disfrutándolo, ilusionados, esperando en que llegue ese día y ya está. Por supuesto, el día de mañana nos gustaría tener una familia aunque ya se verá. Me gustaría ser madre joven pero no ahora por mi situación personal. Siempre he querido ser madre y mi ilusión es ser madre, pero ya se verá", ha declarado.

Inmersa como está todavía en sus estudios universitarios y con la apretada agenda de compromisos profesionales que tiene por delante, al igual que Feliciano, quien regresará muy pronto a las pistas de tenis ejerciendo nada menos que como compañero de dobles del británico Andy Murray, resulta comprensible que Sandra no haya tenido demasiado tiempo libre como para ponerse a buscar su vestido de novia o ayudar a su prometido a elegir su traje.

"Pues mira eso no lo hemos hablado, todavía no hemos empezado con eso", ha reconocido en conversación con la revista Diez Minutos y a su paso por la presentación de la nueva colección de joyas de Tous, donde también ha explicado que la pareja mantendrá su residencia en Madrid una vez convertidos en marido y mujer. "En Madrid, nunca se sabe qué pasará en el futuro, pero de momento en Madrid, porque aquí están todos nuestros familiares y amigos".