SplashNews.com / GTRES

Eva Longoria hace borrón y vida nueva tras ser mamá

Desde que apareció Santiaguín en su vida, ha olvidado todo lo demás. 

CUORE.ES -

Puede que Eva Longoria (44) siga siendo recordada por todos como la mujer que dio vida a una de las protagonistas más carismáticas y divertidas de la serie 'Mujeres desesperadas', Gabrielle Solís, o por su faceta revolucionaria como activista y humanitaria.

Pero la verdad es que, desde que fue madre de su pequeño Santiago con su marido José Bastón, la actriz parece haberse olvidado por completo de todo desde su maternidad. Vamos, que se podría decir que ha hecho borrón y cuenta nueva en su vida. 

"Mi dulce ángel, hoy cumples seis meses de vida ¡y tengo la impresión de que naciste ayer! Y por otro lado ya no recuerdo cómo era mi vida antes de que llegaras al mundo. Tu sonrisa derrite mi corazón de una forma que jamás llegarás a entender. ¡Te quiero, mi cosita preciosa!", ha escrito ella misma en su Instagram. ¡Esto es un mensaje bonito y lo demás son tonterías! 

 

Sin darse casi nada de margen, Eva volvió al trabajo a los pocos meses después del nacimiento de su hijo. Todo gracias a la flexibilidad que le dan, ya que puede llevarse a su baby al set de rodaje siempre que lo necesite. (Cosa que no todo el mundo puede, y es una gran suerte, tenemos que decir). 

La actriz asegura estar hiperfeliz con todos estos momentos especiales que está viviendo, entre los que destaca el ver cómo crece día a día su bebé, y de todo ese aprendizaje que ha tenido en tan solo seis meses.

Ella misma lo contaba emocionada en una entrevista: "Creo que la mejor parte de ser madre, desde mi punto de vista, es la oportunidad de ver a mi hijo superando cada uno de los obstáculos que le plantea su desarrollo, ser consciente de cómo va atravesando las distintas etapas. Y luego están esos pequeños regalos que me alegraban cada día, como escuchar su primera carcajada. En ese momento pensaba que era lo mejor del mundo, pero luego aprendió a rodar o a gatear y pensé que no había nada mejor que eso. Todo lo que hace me encanta y me llena de ilusión".

Pues Eva, aprovecha, que ya sabes que los niños crecen más rápido que la espuma. Un día está con el chupete y al otro está ya de fiesta con los amigos...