GTRES

Eva González prefiere salir y no entrar al trapo de Karelys Rodríguez

A ver cómo acaba esto.

HENAR LANGA | CUORE.ES -

Si estás siguiendo esta historia de cerca sabrás que, desde que salieron unas fotografías 'robadas' de Cayetano Rivera junto a una joven abogada española por las calles de Londres, dirección a un restaurante para cenar... ¡Este tema nos tiene en vilo!

La chica en cuestión se llama Karelys Rodríguez, es de Tenerife, y dice conocer al torero tan bien, tan bien, que han tenido una relación de hasta ocho años. Comenzaron cuando unos amigos en común los presentaron y más tarde todo se zanjó debido a las fotos inoportunas en las que parecían compartir algo más que un paseo.

No es que la abogada haya soltado la bomba así a la ligera, por detrás y con la boca pequeña. Qué va, todo lo contrario. Lo ha explicado, con pelos y señales, en directo en 'Viva la vida'. Y lo ha hecho por la puerta grande, convirtiéndose en la nueva colaboradora del programa.

Y ahora te estarás preguntando ¿esto en qué posición deja a Cayetano y a su pareja actual, Eva González (39)? Pues eso mismo se han preguntado los tertulianos de Telecinco. Y uno de ellos, Luís Rollán, que es muy amigui de la presentadora y pareja del diestro, ha aprovechado para preguntarle qué opina, cómo está o si tiene algo que decir ante las declaraciones de Karelys. Unas declaraciones que, según ella, tiene derecho a contar, puesto que forman parte de su vida.

Eva González, tan entera como siempre (aunque entendemos que le estará costando con todo este lío) no ha querido entrar al trapo de Karelys y le ha respondido a su amigo tranquilamente que ella no había visto el programa y que: "Jamás he entrado en este tipo de cosas ni lo haré". Ha zanjado la conversación adelantando que no va a hacer ningún tipo de declaración.

Así que, de momento, nos quedaremos con las ganas de saber cuánta verdad y cuánta mentira hay en el discurso de la canaria. Los afectados de esta historia, de estas declaraciones, prefieren mantenerse al margen y no aclara ni desmentir nada.