GJB / GTRES

Sara Carbonero recibe ánimos por todos lados, hasta los de Eva González 

La ex de Iker Casillas y Sara se llevan divinamente. 

CUORE.ES -

Eva González (38) ha estado siguiendo con suma atención, al igual que medio mundo, todas las novedades en torno al estado de salud de la periodista Sara Carbonero (35), quien anunciaba que se había sometido a una intervención quirúrgica para extraer un tumor maligno en su útero y que había recibido finalmente el alta hospitalaria y que ya se encontraba en casa.

Dada la rapidez con la que le fue detectado el problema, la sevillana no ha dudado en expresar su convencimiento de que la reportera se recuperará por completo una vez finalice el tratamiento que tendrá que recibir. En ese sentido, la fortaleza y el optimismo que caracterizan a Sara estos días jugarán sin duda un papel vital. 

"Estoy convencida de que todo va a salir bien. Seguro. Se lo han cogido muy a tiempo y esto va a ser solo un bache más. Se va a recuperar, y con la actitud que está teniendo, y que ella siempre tiene, ya hay mucho ganado", ha asegurado en una entrevista al diario La Razón. 

"Sara tiene una familia preciosa que le va a dar toda la fuerza que necesita", ha añadido la que fuera novia del portero del Oporto, (quien a día de hoy está casada con el torero Cayetano Rivera), entre los años 2004 y 2008.

Tan pronto como recibió el alta y regresó a su hogar, Sara Carbonero se dirigió a sus seguidores de las redes sociales para darles las gracias por el sinfín de muestras de cariño, y de ramos de flores, que ha venido recibiendo a lo largo de los últimos siete días, poniendo al mismo tiempo de manifiesto esa actitud tan positiva de la que Eva hablaba en su entrevista.

"Ya en casa y todo en orden. Muchísimas gracias por todas las muestras de cariño que he recibido estos días. Me encantaría responder una por una, pero es imposible. Ahora toca ponerse fuerte y seguir. Gracias a todos de corazón", escribía la toledana junto a una imagen de dos de los ramos de flores que decoran estos días su casa.