@ester_exposito / INSTAGRAM

Ester Expósito se ha mudado... ¡Tiene casa (y lencería) nuevas!

Tienes que ver (la casa).

RUTE GODINHO | CUORE.ES -

Ester Expósito (20) es una de esas estrellas que va compartiendo varios detalles de su vida personal a través de las redes sociales, y esta vez parece que se ha cambiado de casa. Decimos 'parece' porque lo único que nuestra Carla de 'Élite' ha dicho es que tiene un "nuevo hogar".

Lo hizo junto a dos fotos en las que se la ve en ropa interior junto a una ventana y también en lo que parece ser un salón. ¿Se habrá ido a vivir sola? ¿En qué zona de la capital vive ahora?

De momento, no tenemos respuesta para estas y otras preguntas, la verdad. Eso sí, en el caso de que la actriz se haya mudado, queda muy claro que a Ester no la frena ni una pandemia.

ester_exposito / INSTAGRAM

Bien de filtros

Durante el confinamiento, la actriz enseñó varias estancias de la residencia en la que se encontraba. Era un chalet con piscina y jardín, ¿te acuerdas? Lo hizo de forma indirecta a través de los vídeos que iba subiendo a sus redes. El caso es que el hogar que nos mostraba era el de sus padres, algo que nos ha llevado a pensar que a sus 20 añitos la actriz seguía viviendo con sus progenitores. Normal, ¿no?

Pero ahora, al ver sus nuevos stories, nos da la sensación de que Ester ha aprovechado el desconfinamiento para dar paso a una nueva fase de su vida, la de vivir sola. ¡Qué bien!

ester_exposito / INSTAGRAM

Supernatural

Y es que a nivel profesional las cosas no le van nada mal. Ha desbancado a Úrsula Corberó como la española con más seguidores en Instagram, es una de las nuevas embajadoras de Yves Saint Laurent Beauty... Esto por no hablar de 'Alguien tiene que morir', la miniserie de Netflix en la que participa junto a nombres como Carmen Maura, Cecilia SuárezErnesto Alterio, entre otros.

Por cierto, ha sido durante el rodaje de la serie que Ester conoció (y se enamoró) del actor mexicano Alejandro Speitzer. La pareja sigue separada, pero solo hasta que vuelvan a abrir las fronteras. ¡Qué ganas de verlos juntos!