MJT / GTRES

Piden que el gobierno de Louisina ponga estatuas de Britney Spears en la calle

Atiende.

CARMEN RAYA | CUORE.ES -

A ver cómo os comentamos que todo lo que viene rodeando a Britney Spears (38) en los últimos años (por no decir ya décadas) es muy, pero que muy bizarro. Ahora, y por si no estuviese la cosa bastante calentita en Estados Unidos, los habitantes del Estado de Louisiana, donde nació Britney, están recogiendo firmas para que se quiten las estatuas del bando confederado y se reemplacen por otras de la cantante.

En serio, no mentimos. Así ha recogido la noticia el portal de noticias TMZ y ya sabéis que lo que dice dicho portal va a misa. Bueno, igual a misa no, pero ya nos entendéis. La petición ha sido iniciada por Kassie Thibodeauz a través de un Change.org, y ya lleva recogidas más de 10.000 firmas y contando. ¿Qué opinará Britney de todo esto?

Pues la verdad es que no tenemos ni idea, aunque entendemos que estará bastante halagada. ¡Cómo para no estarlo! Sin embargo, lo mejor es que no diga nada porque recientemente algunos medios la criticaron por haberse saltado el confinamiento impuesto en el estado de California y en especial en la ciudad de Los Ángeles.

Tras quemar por accidente el gimnasio de su mansión y enterarse de que la tutela legal bajo la que vive sometida desde hace más de una década se alargaría hasta al menos el final del verano, Britney Spears decidió abandonar Los Ángeles el pasado abril (mal, querida, muy mal) y buscar refugio temporalmente en Louisiana junto a su hermana pequeña, Jamie Lynn, a quien siempre ha estado muy unida.

"Britney me dijo que quería venir a casa, que no quería quedarse allí sola porque básicamente toda nuestra familia está aquí. Al final pudo viajar y estuvo con nosotros alrededor de dos semanas. Estuvo aquí para mi cumpleaños y para el de Ivey", ha desvelado Jamie en declaraciones al portal Entertainment tonight. 

Eventualmente la princesa del pop decidió regresar a su propio hogar para estar más cerca de sus hijos Sean (14) y Jayden (13), que se cree que estaban pasando ese período de tiempo con su padre Kevin Federline. Lo que no se esperaba Britney en aquel momento era que las medidas de distanciamiento social y aislamiento para frenar la propagación del coronavirus se prolongaran aún más.

"Creo que regresó pensando... no sé, que todo esto solo iba a durar otra semana como mucho, pero al final han añadido más tiempo. Estamos intentando seguir las reglas y hacer lo que se espera de nosotros", ha añadido Jamie.

Aunque esta no es la única celebrity que se ha saltado la cuarentena, ya que Ana de Armas y Ben Affleck también hicieron un viaje para celebrar el cumpleaños de la actriz y... lo que viene siendo viajar por placer como que no estaba permitido.