/ GTRES

¿Mal rollito entre el príncipe Harry y el príncipe Guillermo?

El exjefe de prensa de su abuela lo aclara.

CARMEN RAYA | CUORE.ES -

Desde que el Príncipe Harry (34) se casase con Meghan Markle (37), el mundo del cotilleo británico real no ha parado de especular con enfados entre Meghan y Kate Middleton e incluso entre los príncipes Harry y Guillermo. ¿Qué hay de cierto en todos estos rumores? Tranquilos que ha llegado el exjefe de prensa de Isabel II para poner los puntos sobre las íes. 

Lo cierto es que el motivo por el que se iniciaron tenía una razón de peso. Tras su boda, el príncipe Harry y Meghan Markle decidían abandonar su residencia en el Palacio de Kensington y mudarse a Frogmore Cottage, donde estarían ya bastante lejos de los duques de Cambridge. Una decisión que sorprendió a muchos y que hizo saltar por los aires el buen rollito que se les presuponía a los 'cuatro fantásticos'.

Además, el hecho de que desde Buckingham Palace anunciasen que las oficinas del príncipe Harry de su hermano se separaban desencadenó la locura total. Esto significaba que el príncipe Harry contaría con la ayuda del equipo de su padre y su abuela para gestionar su agenda, mientras que el príncipe Guillermo continuaría haciéndolo desde Kensington ¿Qué estaba pasando? ¿Significaba esto que los hermanos ya no se llevaban tan bien como antes? 

Pues todos tranquilos porque Dickie Arbiter, el que fuera jefe de prensa de la reina de Inglaterra, ha concedido una entrevista a la revista 'US Weekly' dejando las cosas bien claritas: "Todos estos rumores se basan únicamente en que Harry y Meghan han decidido abandonar Kensington Palace y mudarse a Windsor. Pero la razón por la que lo hacen es porque el espacio en el que vivían era demasiado limitado y necesitaban más. Ahora su casa se compone de dos dormitorios, un salón y un comedor. No tienen ni jardín. Y así no hay manera de formar una familia". Bueno, eso de que sin jardín no se puede formar una familia... Ejem, ejem.

Eso sí, Arbiter asegura que la relación sigue siendo inmejorable entre ambos: "Es solo que él necesita crear su propio hogar al lado de su esposa. Tiene todo el sentido. Además, ahora que las casas de Sussex y Cambridge han separado sus oficinas no puedes tener a un pequeño equipo llevando las agendas de los dos. Cada una necesita su propio grupo de empleados. A esto se le llama evolucionar. Aunque siguen compartiendo muchos intereses, tanto Harry como Guillermo tienen objetivos vitales muy distintos. Cada uno entiende el trabajo de una manera diferente, así que esta separación es, lógicamente, lo mejor que han podido hacer". Dicho queda.