JIM RUYMEN / GTRES

Emily Blunt parecía naranjito el día de su boda

Fantasía.

CUORE.ES -

La actriz Emily Blunt cometió un error de principiante el día de su boda, en especial si se tiene en cuenta que es una estrella de Hollywood con mucha experiencia a la hora de prepararse para grandes eventos. En la actualidad, por fin ha aprendido a aceptar y sacar partido de su tez de porcelana, pero en el pasado se dejó seducir por la tentación del moreno artificial.

"Recuerdo que me compré un spray bronceador malísimo y creo que eso sería lo único que cambiaría de ese día", ha confesado la intérprete a su paso por el programa 'The Late Late Show with James Corden' acerca de su enlace con John Krasinski. "Cada vez que miro las fotografías, no puedo evitar fijarme en el color naranja que tenía y que no parecería natural en ninguna persona. Fue un trabajo casero".

A día de hoy sigue sin comprender por qué se impuso un presupuesto limitado de cara a su enlace y decidió ahorrar precisamente en el apartado de belleza.

"De verdad que no me lo explico... Además, extendí mal el producto y me quedó a parches. Era un desastre y encima hizo muchísimo calor... Si usas un autobronceador barato y empiezas a sudar cuando vas vestida de blanco... te caen regueros naranjas por la espalda. Fue un desastre", ha añadido.