Ian West / GTRES

Ellie Goulding quiere una despedida de soltera de princesa (de verdad)

¿Quién necesita sangre azul?

CUORE.ES -

La cantante Ellie Goulding mantiene una serie de vínculos con la familia real británica que se remontan a 2011, cuando fue elegida para amenizar el banquete de boda del príncipe William con Kate Middleton y a partir de entonces se la vio en varias ocasiones codeándose con el Príncipe Harry (35) en actos sociales y fiestas, hasta el punto de que antes de que él se comprometiera con Meghan Markle (38) se llegó a especular con que entre ellos estaba surgiendo una historia de amor.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de elliegoulding (@elliegoulding) el

Pese a que su relación nunca llegó a oficializarse y el enlace de Harry, al que ella asistió, vino a poner fin a cualquier rumor al respecto, eso no impidió que la cantante mantuviese una estrecha amistad con otros miembros de la realeza. En 2016, por ejemplo, la vieron cenando en el exclusivo restaurante de comida asiática Cjina Tang con las princesas Eugenia y Beatriz y su madre Sarah Ferguson, exmujer del príncipe Andrés de Inglaterra.

Ahora que le ha llegado a la propia Ellie el turno de pasar por el altar con Caspar Jopling, ella estaría deseando reunir a sus conocidos entre la realeza con sus amigos del mundo del entretenimiento, como Taylor Swift, Cara Delevingne o Miley Cyrus.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Channeling my Carly Simon ( / Asfy Nadeem)

Una publicación compartida de Caspar Jopling (@casparjopling) el

Al ser consciente de que las agendas de los royals y el protocolo complican su asistencia a ciertos eventos, Ellie habría optado por invitarlos a un acontecimiento más informal como su despedida de soltera que previsiblemente recibiría menos atención mediática.

Según The Sun, la cantante estaría especialmente interesada en conseguir que Sarah Ferguson confirmara su asistencia al estar convencida de que sería el alma de la fiesta gracias a su carácter extrovertido.

Aunque pertenecen a generaciones diferentes, ambas habrían coincidido en el exclusivo local Chiltern Firehouse de Londres y mantendrían una buena química desde que las presentó la princesa Eugenia.