KAB / GTRES

La batalla continúa... Elena Tablada acusa a Bisbal de filtrar información confidencial

El cuento de nunca acabar.

CUORE.ES -

En su momento, parecía que la resolución a la que se llegó en abril por batalla legal que enfrentaba a David Bisbal (40) con su ex Elena Tablada por el deseo del cantante de proteger la intimidad de su única hija en común serviría para contentar a ambas partes: ninguno de ellos podría compartir en las redes sociales a partir de entonces fotos o vídeos de la niña en las que se viera su rostro ni asociar su imagen en esa plataforma para publicitar marcas.

Sin embargo, estas últimas semanas se ha sabido que el cantante ha recurrido una vez más a los juzgados, como hizo ya en verano, para quejarse de que la madre de su hija no estaría cumpliendo las normas de la sentencia ni habría borrado las fotos antiguas en las que se ve a la niña sin pixelar.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Admirando esta maravilla de pueblito que parece un cuento... #combarro

Una publicación compartida de Hell 🙋🏼Elena Tablada (@hellentablada) el

Finalmente, la diseñadora ha eliminado parte del contenido de la discordia de su Instagram, pero no sin antes difundir un comunicado por stories en el que insiste en que siempre ha cumplido las resoluciones judiciales e insinúa que Bisbal estaría filtrando a la prensa información sobre las acciones legales que emprende en su contra

"La protección (a mi hija) se demuestra en que las actuaciones jurídicas que yo interpongo no están en la prensa y las de la parte contraria sí", ha apuntado al tiempo que afirmaba que esa actitud solo consigue perjudicar a su pequeña. ¡Qué movida, amiga!

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Ya no cabemos en la foto!!! Ja ja ja ja ja ja 😂 madre mía cuando venga el siguiente!!!! Os quiero!

Una publicación compartida de Davidbisbal (@davidbisbal) el

A los reproches que Elena ha dirigido a Bisbal se han sumado también los de la abuela materna de la pequeña, quien en unas declaraciones aparte se ha preguntado si el hecho de que el cantante la lleve a sus conciertos no implicaría también una violación de la sentencia, ya que estaría asociándola a una marca: la suya propia.