GTRES

¿Qué 'hase', Elena Furiase? ¡Selfie familiar en la playa!

Contra viento y marea.

RUTE GODINHO | CUORE.ES -

La Semana Santa sigue regalándonos estampas únicas, y para fotón, la de Elena Furiase (31) con su pareja, Gonzalo Sierra, y el pequeño Noah en las playas de Cádiz. Qué familia más bonita, por favor.

La actriz ha estado de vacaciones junto con su pareja y Noah, el primer hijo de la pareja que ha nacido hace seis meses. En los stories de Instagram, Elena nos ha enseñado a la familia al completo, todos ellos con orejas y narices de conejos, que es lo suyo en Semana Santa. Aunque a nosotros nos ha llegado un estampa de lo más entrañable: los tres, junto con el perro, intentando hacerse un selfie en plena playa. ¿Sabes por qué decimos 'intentado'? Porque el viento de Cádiz casi les estropea los planes.

CORDON

Cuidado que viene la ola.

El pequeñajo llegó al mundo en octubre del año pasado, y hace poco veíamos en Instagram cómo Furiase celebraba, orgullosa, el primer semestre de vida de su retoño. "Seguro que hay otras formas de celebrar pero no se me ocurre ninguna mejor. ¡Felices 6 meses, chiquitito! Yo lo disfruto tanto... Aunque él no se entera y mira fijamente el desayuno, vacío de su mamá", escribía ella. En la imagen, efectivamente, el peque aparecía de espaldas y era Furiase la que miraba sonriente a cámara.

La privacidad del pequeño es algo que la actriz y su pareja intentan preservar al máximo desde el primer día. Noah aparece siempre en las publicaciones de sus progenitores con la carita tapada.

"Hoy acaba nuestra Semana Santa y solo han sido cuatro días, pero nos han parecido 20. Eso pasa siempre en nuestro refugio, nuestro paraíso, el de mi familia... Ver las caritas, los árboles, las flores y el mar que vemos cada verano... Eso nos llena de energía y esta vez disfrutándolo todo por primera vez con el tercero en discordia, que es el primero, el más importante, nuestro pequeño Noah", así de efusiva comentaba la hija de Lolita Flores su escapada de Semana Santa, pasando de largo el viento (y el  mal tiempo en general) que se hizo sentir por esta fecha. Y es que cuando uno está feliz, el temporal es lo de menos, ¿verdad?