Elena Anaya, ¡vaya piel que habita!

Elena y su pareja se mostraron de lo más relajadas haciendo primero top-less y luego nudismo. ¡Si es que en la playa no hay nada como la naturalidad!

Antes de empezar las maratonianas jornadas que conlleva el estreno una película... nada como unas buenas vacaciones playeras para recargar las pilas. Si no, que se lo digan a la actriz Elena Anaya, que estuvo en Menorca junto a su chica pasando unos días antes de volver al trabajo. Allí vimos a la pareja como Dios las trajo al mundo, tomando el sol, dándose un baño, haciéndose mimos y jugando a las palas en la orilla de la calita donde pasaron el día, con más ropa sobre la arena que sobre ellas. Hacen muy bien, no hay nada más cómodo que pasar el día desnudo en la playa. Esperemos que tras estas idílicas vacaciones la vuelta a la realidad no les resulte muy dura, ¡que cambiar el bikini por el sujetador traumatiza a cualquiera!