El embarazo de Beyoncé, ¿un fiasco?

Una prima de la cantante asegura que esta fingió su embarazo.

Cuando nos enteramos de que Beyoncé estaba esperando un bebé, ya sabíamos que la noticia iba a dar mucho que hablar.

Y no nos equivocábamos... durante el transcurso del embarazo no eran pocos los que cuestionaban el vientre ¿de quita y pon? de la cantante y, ahora, apenas 15 días después de que la criatura viniera al mundo, una prima y ex asistenta personal de Beyoncé, Angela Knowles para más señas, ha asegurado que la artista nunca estuvo embarazada.

Según este familiar, Beyoncé habría fingido su estado para ocultar que, en realidad, la pequeña Blue Ivy habría nacido a través de un vientre de alquiler, un método al que han recurrido otras celebs como Ricky Martin, Sarah Jessica Parker o Nicole Kidman.

Y es que pocas semanas después de anunciar que estaba esperando su primer hijo, las sospechas de que estaba utilizando una panza falsa surgieron cuando, durante una entrevista en un programa de televisión australiano, el vientre de la intérprete de "Single ladies" pasó de abultado a plano al sentarse en un sofá, y se escurría y movía a medida que iba avanzando la entrevista.

Tampoco jugó a su favor el hecho de que no se atreviera a realizar un posado estando embarazada, que su rostro y piernas lucieran perfectas en todo momento, y las incoherencias de la información dada a los medios sobre el parto.