Chris Pizzello / GTRES

La venganza de Ed Sheeran: ¡le hicieron 'bullying'!

No hay más venganza que ser millonario Y LO SABES. 

ROCIO ROBLEDO | CUORE.ES -

Antes de ser famosos, también son personas y sufren como el resto de los mortales. Esto es lo que ha querido decir Ed Sheeran en su última entrevista donde una vez más se ha abierto de par en par y ha cantado de lo lindo sobre cosas superíntimas y vivencias que mejor no recordar. El cantante ha confesado que sufrió 'bullying' en el cole y sí, esto nos ha roto el corazón. 

 

El cantante inglés ha querido recordar y compartir con todo el mundo el episodio de acoso que sufrió durante sus años en el colegio, simplemente por algunos rasgos físicos que, simplemente, le hacían 'diferente' al resto de sus compañeros de clase, como por ejemplo, ser pelirrojo. ¡Con lo que molan! 

Y no solo eso, aparte de meterse con él por sus pelos, lo han hecho por tener que llevar unas "gafas enormes" o por a veces, tartamudear. ¡Pobre! 

"Odiaba la escuela primaria con toda mi alma... Lloraba todos los días porque ya de primeras se metían conmigo y me despedazaban por ser pelirrojo. Además, tartamudeaba un poco y tenía que llevar unas gafas enormes. Eso me hacía raro y distinto en relación con los demás", ha dicho en el evento 'Love Music Hate Racism', organizado por varios artistas británicos que luchan contra las actitudes racistas y discriminatorias.


Una de las principales vías de escape de Ed para desconectar de las preocupaciones es la que le ha hecho petarlo en todos los sentidos: como músico, como persona (y sí, también como millonario). Su éxito fue su medicina y le ha hecho tener una confianza y seguridad en sí mismo que le ha convertido en lo que es hoy. Un artista de los pies a su último pelo pelirrojo. 

Ser raro le ha traído mucho éxito.

"Antes de que me diera por tocar la guitarra, no hacía prácticamente nada al margen de la escuela. Iba a un colegio en el que todo el mundo hacía deporte, pero a mí no se me daba bien ninguno. Y ser bueno en un deporte, por ejemplo el fútbol, era de esas cosas que te hacían ser popular. Cuando me di cuenta, así de repente, de que se me daba bien la música, me quedé sorprendido y me dije: 'Guau, pues al menos soy bueno en algo'", ha recordado. 

Y así se ha vengado de todos aquellos que en su día le hicieron daño: superándose, siendo uno de los artistas más exitosos del planeta y sobre todo, queriéndose mucho a sí mismo.